Exigimos al Gobierno asturiano que deje de emitir denuncias de desahucio a familias vulnerables y a mujeres víctima de violencia de género.

Hemos pedido a Vipasa que deje de mentir sobre los desahucios que está llevando a delante y, además, que de deje de emitir esos desahucios de familias vulnerables y a mujeres víctimas de violencia de género.

En rueda de prensa, Rafael Palacios ha señalado que Vipasa “miente, desahucia y, además, no sabe a quién está desahuciando”. El diputado ha recordado que en su día solicitó información a la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar sobre cuántas personas en esta situación han sido denunciadas por Vipasa en los dos últimos años y cuántas demandas por impago ha presentado.

El Gobierno respondió a Podemos Asturies que la Administración asturiana “no demanda por falta de pago a nadie por su condición, sino por el incumplimiento de los contratos que firman las partes», y que «el gran volumen de información solicitada impide remitirnos copia de la misma».

Ante esta respuesta, Palacios ha solicitado que se interrumpa “de inmediato todas las demandas de desahucio contra familias en situación vulnerable y mujeres víctimas de violencia de género”. Y, además, ha vuelto a pedir el cese de la gerente de Vipasa y del director general de Vivienda “por su caótica gestión y por su falta de humanidad, empatía y corazón” hacia las familias que ordena desahuciar. Y ha pedido a Vipasa que “si las familias tienen problemas para realizar los pagos, deben intervenir los Servicios Sociales para conocer la situación individual de cada familia, en vez de desahuciar. Puesto que lo último que debería de hacer Vipasa es comportarse como un banco o una inmobiliaria”.

Según ha señalado nuestro diputado, en plena pandemia Vipasa ha presentado demandas de desahucio contra familias con ingresos de menos de 500 euros; a familias con hijos enfermos, a mujeres víctimas de violencia machista y con órdenes de protección y alejamiento vigentes y niños a su cargo. Además, ha criticado a la consejería por “negarse a responder al Defensor del Pueblo, que el 20 de enero les solicitó, por escrito, que Vipasa interrumpiera cualquier desahucio a población vulnerable o sin solución habitacional”.

Por último, ha indicado que, en un momento en el que la confianza de la sociedad en sus representantes se tambalea, “el único beneficio al que debe aspirar Vipasa es a serle de utilidad a cualquier persona que necesite un hogar. Vipasa, además de ser el peor casero de Asturies, desahucia y ni siquiera sabe a quién”.