El Grupo Confederal Unid@s Podemos-En Comú Podem-En Marea ha registrado hoy en el Congreso una proposición no de ley para que el Gobierno de Mariano Rajoy declare las zonas quemadas en la última oleada de incendios forestales, «que en el caso de Asturies son fundamentalmente los concejos de Cangas del Narcea, Ibias, Allande y Degaña, como zonas afectadas gravemente por emergencia de protección civil, lo que anteriormente se denominaba zona catastrófica, lo cual implicaría ayudas para compensar a los municipios y vecinos por los daños producidos y reactivar económicamente esas zonas», ha explicado el diputado asturiano Segundo González.

«Es el momento de tomar medidas para reparar los daños y también para evitar que vuelva a ocurrir una catástrofe así», afirma Segundo González

El parlamentario allandés ha recordado que ayer «presentamos una proposición de reforma de Ley de Montes para redefinir la política forestal y evitar incendios, y hoy registramos una iniciativa que, entre otras medidas, incluiría ayudas económicas a particulares por daños personales y daños en vivienda habitual y enseres, ayudas por daños en producciones agrícolas, ganaderas y forestales, así como subvenciones por daños en infraestructuras municipales y de las mancomunidades y red viaria provincial». El texto de la formación morada también prevé «compensaciones a corporaciones locales por los gastos causados para hacer frente a estas situaciones de emergencia, y la concesión de anticipos por parte de la Administración del Estado».

Segundo González ha explicado que «planteamos asegurar la financiación de estas medidas habilitando los créditos extraordinarios necesarios para dar cobertura presupuestaria inmediata a dichas ayudas. Y habilitar, en coordinación con los ayuntamientos, oficinas dotadas de los medios personales y materiales necesarios para informar y ayudar a las personas afectadas a tramitar las ayudas». Al mismo tiempo, reclama «un plan de restauración forestal y recuperación medioambiental de las zonas afectadas».

El diputado asturiano confía en que el Ejecutivo del PP «esté a la altura de las circunstancias y a la altura de los vecinos y vecinas que en muchos casos tuvieron que combatir el fuego con sus propias manos». Ha añadido que «es el momento de tomar medidas para reparar los daños y también para evitar que vuelva a ocurrir una catástrofe así, porque los incendios hay que combatirlos los 365 días del año combatiendo la despoblación y con una política forestal adecuada».