El Grupo Confederal Unid@s Podemos-En Comú Podem-En Marea ha registrado esta mañana en el Congreso una proposición de ley para la reforma de la Ley de Montes. El objetivo es la adopción de medidas urgentes encaminadas a la conservación y gestión sostenible de los sistemas forestales y a la protección de los suelos afectados por incendios. La diputada asturiana Sofía Castañón ha destacado que «asistimos a declaraciones como las de la ministra Isabel García Tejerina sobre lo importante que es nuestro mundo rural y la labor de nuestras ganaderas y ganaderos, y después nos encontramos con que están totalmente abandonadas. Para nosotras desde Asturies es importante estar hablando de esto hoy y no sólo cuando el humo llega a la calle Uría de Uviéu o cuando nos encontramos con un lunes en el que tarda en amanecer más de una hora respecto a lo que sería normal. El fuego no debe preocuparnos sólo cuando quema, sino también antes, y para eso debemos mirar hacia nuestros montes».

«El fuego no debe preocuparnos sólo cuando quema, sino también antes, y para eso debemos mirar hacia nuestros montes», señala Sofía Castañón

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, ha destacado que «hay un patriotismo que agrede y hay un patriotismo que cuida», y esta proposición de ley entiende que «el patriotismo tiene que servir para cuidar nuestros montes y cuidar a los héroes y heroínas que, muchas veces por menos de 900 euros al mes, se están jugando la vida». La reforma ha sido trabajada con organizaciones y agentes del sector y de manera transversal, teniendo en cuenta los ámbitos de trabajo medioambientales, productivos, y forestales. Como resultado, las medidas propuestas urgen a la adopción de cambios en seis ejes con el objetivo de fortalecer los instrumentos de ordenación y gestión forestal, aumentar los instrumentos de protección de los montes, introducir instrumentos de gestión sostenible participativa, aumentar el control sobre los cambios de uso forestal, incluir el reconocimiento de los sistemas agro-silvo-pastoriles y dignificar la condición de los agentes medioambientales y forestales.

Antón Gómez Reino, diputado de En Marea, ha incidido en la importancia de estas medidas «para ordenar la política forestal de nuestros bosques y para mejorar la vida de las personas que viven allí y cuidan de nuestro medio rural». En este sentido, ha explicado que el documento presentado quiere «un nuevo modelo forestal y una reforma para que nadie se beneficie de los incendios», por lo que prevé también la revisión del artículo 50.1 de la Ley de Montes que reformó el PP sobre terrenos incendiados y que estableció excepciones que podrían ser utilizadas como norma. «En estos momentos consideramos esencial suprimir estas excepciones perversas», ha concluido.

Por su parte, el coportavoz de Equo, Juantxo López de Uralde, ha resaltado que «ante los cambios sociales y medioambientales que se están produciendo es necesario poner al día la Ley de Montes» teniendo en cuenta factores como el cambio climático, el aumento del interfaz urbano-forestal que pone en riesgo más vidas humanas, el abandono del mundo rural y la precariedad que afecta a los y las profesionales que luchan contra el fuego. Asimismo, ha hecho referencia a la las especies utilizadas para la reforestación de terrenos incendiados: «Solo el 10% de los incendios se producen en zonas de bosques caducifolios y autóctonos, por lo cual se debe impulsar la repoblación con este tipo de especies, frente a una política forestal dominada por la industria y centrada en especies pirófitas como el eucalipto».

La diputada de Unid@s Podemos por León, Ana Marcello, ha declarado en esa misma rueda de prensa que estamos ante uno de los retos más importantes, que es «proteger y salvaguardar nuestros bienes más valiosos, nuestro patrimonio rural».