El temporal de la semana pasada causó en Asturies cuatro víctimas mortales y daños materiales por valor de 8 millones de euros, daños que desde Unidos Podemos lamentamos profundamente. El diputado de Unidos Podemos Segundo González ha denunciado que “si bien es cierto que el temporal causó efectos imposibles de contener, hay otros que sí se deben al abandono de las instituciones que tienen responsabilidades en el ámbito de los ríos, las carreteras, los trenes o el mantenimiento de los montes y la gestión de los embalses”.

En ese sentido, ha indicado que “la declaración de Asturies como zona catastrófica es necesaria y debe producirse cuanto antes, ya que es imprescindible que se reparen los destrozos en infraestructuras y se compensen los daños con las máximas garantías. También es necesario actuar en materia de prevención para que no se vuelvan a repetir los mismos daños, que en muchos casos podían haber sido evitados. En concreto, los efectos del temporal hubieran sido mucho menores si la Confederación Hidrográfica cumpliera con su obligación de mantener limpios los cauces de los ríos, retirando los árboles arrancados que quedan atascados en el cauce actuando como tapón y llevando a cabo la limpieza correspondiente de la maleza que se acumula y bloquea el paso del agua agravando las consecuencias de los aluviones”.

Por estos motivos, Unidos Podemos ha registrado una serie de preguntas dirigidas al Gobierno para saber si va a declarar la situación de zona catastrófica en Asturies y conocer qué medidas tiene previsto tomar para paliar y compensar los daños producidos por el temporal así como para evitar una situación similar en el futuro.

El grupo de Unidos Podemos también ha solicitado la comparecencia en el Congreso de Manuel Gutiérrez, presidente de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, para que rinda cuentas sobre su gestión en relación a los efectos de los temporales en Asturies y para que explique qué va a hacer para que no vuelvan a repetirse en el futuro.