La responsable de Salud de Podemos Asturies pide la comparecencia del Consejero de Salud para que explique esta situación y que aclare si se va a retrasar la vacunación de la segunda dosis para el personal sanitario

Podemos Asturies ha pedido este lunes el cese o la dimisión de todos aquellos cargos públicos que “hayan hecho uso de su cargo para adelantarse en las listas de vacunación”. Así lo ha pedido la responsable de Salud de la formación morada, Covadonga Tomé, tras asegurar que «tenemos el conocimiento y la certeza de que se han administrado a cargos políticos, liberados sindicales o gestores sanitarios, que han usado su poder para recibir la vacuna sin estar en ninguna de las poblaciones de riesgo». Además, también ha afirmado que en Asturies «hay unas 3.000 dosis de la vacuna administradas sin destinatario claro».

Ante esta situación, Tomé ha exigido la comparecencia del Consejero de Salud en la Xunta Xeneral para que explique, en primer lugar, “por qué no existe un protocolo claro y transparente de quién, cómo y cuándo debe vacunarse”. Podemos Asturies también pide que el titula de Salud haga público el listado de personas que han recibido la dosis de vacuna sin estar dentro de los protocolos marcados por el Ministerio de Sanidad.

La responsable de Salud de la formación ha alertado de que “tenemos un segundo problema con la falta de previsión del Gobierno autonómico en cuanto a la segunda dosis de la vacuna”. Según ha explicado “desconocemos si se trató de un intento de buscar un titular en el que Asturies apareciera en el ranking de las comunidades autónomas que más vacunas administraron y de forma más veloz”.

En ese sentido, ha explicado que “hoy por hoy existe la posibilidad de que el personal sanitario vea retrasada la administración de su segunda dosis”. Y por estos motivos, Podemos Asturies también pide al Consejero de Salud que “si realmente se va a retrasar la administración de esa segunda dosis, en cuánto se va a retrasar y para exigirle la garantía de que esa segunda dosis se administre a todo el personal sanitario de primera línea en un tiempo que no suponga una disminución de la eficacia de la vacuna”, ha afirmado.