La eurodiputada asturiana llevará la situación del centro de menores de Sograndio al Parlamento Europeo y considera que la UE “simplemente constata” las denuncias de malos tratos que ONG´s y colectivos sociales “llevan años denunciando”. Tania González, eurodiputada asturiana de Podemos, manifiesta su “conmoción, vergüenza y dolor” porque en un centro público dependiente del Gobierno autonómico se esté maltratando y humillando a menores allí recluídos.

En opinión de la parlamentaria, el informe del Comité Europeo de Prevención de la Tortura únicamente “constatata situaciones y prácticas que las ONG´s y los colectivos sociales asturianos llevan años denunciando”. “Supone un toque de atención muy serio que pone de manifiesto que España y Asturias suspenden en atención a menores privados de libertad”, considera la representante de Podemos. Para González, el Principado debería actuar inmediatamente, y “es triste que tenga que venir la UE a recordarlo”.

En opinión de la eurodiputada asturiana, la respuesta autonómica a un informe tan concluyente y de una institución tan prestigiosa “ha sido débil. Parecen más preocupados por salvar al director de Sograndio, Manuel Ramos, que por mejorar las condiciones de las personas internas”. “Es necesario investigar a fondo culpabilidades y soluciones, más allá del necesario cese del director del centro”, ha afirmado la eurodiputada, que se pregunta “a qué espera el Gobierno autonómico para destituir al director del del centro de menores de Sograndio”. “Vamos a llevar próximamente el tema al Parlamento Europeo, porque es vergonzoso que con dinero público de los asturianos y asturianas se mantengan en un centro público a responsables que incumplen las normas humanitarias más básicas”, ha asegurado González.