La responsable de Salud señala que el HUCA y el Hospital de Jove han pagado un radiofármaco “a un precio desproporcionado”

Este miércoles los medios de comunicación se hacían eco de una estafa relacionada con dos gigantes de la industria farmacéutica que, de manera organizada, se han unido para estafar a varias administraciones públicas, entre ellas la asturiana. La Comisión Nacional de la Competencia ha pedido una multa de 5,76 millones de euros a las dos empresas y a varios de sus directivos por repartirse el mercado de suministro del radiofármaco fluorodesoxiglucosa en hospitales públicos y privados. Estos acuerdos de reparto se llevaron a cabo, al menos, desde junio de 2014 hasta noviembre de 2018, cuando la CNMC inspeccionó las sedes de las compañías.

En ese sentido, la responsable de Salud de Podemos Asturies, Covadonga Tomé, ha indicado que tanto el HUCA como el Hospital de Jove “han pagado un radiofármaco a un precio desproporcionado, engañados en teoría por estas farmacéuticas”. Tomé ha señalado que el problema “es grave” sobre todo porque “en cierto modo se han dejado engañar”. Y por lo tanto “volvemos a exigir una auditoria del gasto farmacéutico” para conocer el gasto defraudado en Asturies.

La responsable de Salud de la formación morada, ha recordado que “hace años pedimos, sin éxito, una auditoría rigurosa del gasto farmacéutico en el Sespa”. Para la responsable morada la transparencia en las cuentas “hubiera puesto el foco sobre la evidente ilegalidad de las maniobras de las farmacéuticas implicadas”. Además, según Tomé una nueva auditoría “serviría para sacar a la luz más fraudes como este”.