Podemos Asturies ha presentado este miércoles un iniciativa para poner freno a la proliferación de las casas de apuestas, un negocio que años tras año va en aumento en los barrios de las distintas ciudades asturianas. En una rueda de prensa, la coordinadora autonómica de la formación morada, Sofía Castañón, junto al diputado Ricardo Menéndez Salmón y el consejero ciudadano Christian Rodil, ha advertido que “el Gobierno asturiano no puede dejar a los barrios en manos de la industria del juego”. Según Castañón, existen dos factores claves que influyen en este problema: “el primero sería que se registró un aumento significativo del consumo de juegos de azar durante la pandemia, y el segundo, que este acceso a las casas de apuestas, tanto físicas como online, se llevaron a cabo por un sector de la población muy joven”. En ese sentido, ha reclamado que “no se debe perder de vista que una de cada cuatro personas jóvenes que entran en contacto con estos juegos de azar, acaban en situación de ludopatía”.

Por estos motivos, la dirigente de Podemos Asturies ha señalado, dirigiéndose al presidente Adrián Barbón, que “donde se hacen tangibles las políticas públicas, que es en los presupuestos, tenga muy claro que no tiene que seguir mirando a la derecha, sino que mire hacia a aquellas propuestas de carácter social, tal y como está haciendo el Gobierno de coalición, impulsando aquellas iniciativas que sirvan para luchar contra la desigualdad, que mejoren nuestra sanidad pública y que defiendan un ocio alternativo al de las casa de apuestas, que carezcan de ese efecto nocivo para nuestra juventud” . Al mismo tiempo, ha recordado que desde el 2020 “tenemos la ventaja de contar con un Ministerio de Consumo que ha regulado la publicidad sobre las casas de apuestas”.

Por su parte, Ricardo M. Salmón, ha presentado una proposición no de ley sobre la regulación de las casas de apuestas y salones de juegos para que sea debatida por el Parlamento asturiano. La formación morada apuesta por que se restrinjan los horarios de apertura de las casas de apuestas y salones de juego con objeto de proteger a las personas jóvenes, estableciendo a tal efecto que estos negocios no puedan iniciar su actividad antes de las 22:00 horas ni mantenerla más allá de las 7:00 horas. Además, que se establezcan una distancia mínima de 700 metros lineales entre las casas de apuestas presenciales y los centros educativos de enseñanza obligatoria. También que se garantice que las casas de apuestas y salones de juego informen sobre la relación entre el juego de azar y la ludopatía con carteles de advertencia claramente visibles a la entrada del establecimiento.

Podemos Asturies también solicita que se reconozca la ludopatía como problema de salud pública y que se garanticen los recursos públicos en los planes de prevención y rehabilitación de la ludopatía en el marco del sistema público de salud con el objetivo de acelerar el acceso y mejorar la calidad del servicio. Además, Christian Rodil ha solicitado que se lleve a cabo “en colaboración con los gobiernos locales, entidades del tercer sector dedicadas a las adicciones con y sin sustancia y con quienes trabajan con personas en situación de ludopatía y con sus familias, actividades informativas en los centros educativos, en el marco de la prevención de adicciones generadas por el juego y las apuestas, para informar de los riesgos y problemas de salud pública”.

Por último, el consejero ciudadano de Podemos Asturies, ha asegurado que “estamos intentando dar visibilidad a esta problemática que no solo afecta a gente con ludopatía sino también a sus familias, nuestras comunidades y a los barrios más populares. Este es un tema de salud pública y la mejor respuesta, es la educación y la prevención”.