En estos últimos días hemos visto como los datos de afecciones respiratorias, cardiovasculares o cáncer, que vamos conociendo a través de los medios de comunicación son cada vez más preocupantes. Entendemos que negar la evidencia de un problema de primera magnitud es un acto de irresponsabilidad para con la salud pública del conjunto de asturianos y asturianas.

Podemos Asturies solicitará el desglose de los casos de enfermedades en cada área para las que los contaminantes que tenemos en el aire constituyen un factor de riesgo

Ante esta preocupante situación, desde Podemos Asturies vamos a solicitar a la Consejería de Sanidad el desglose de los casos de enfermedades en cada área sanitaria para las cuales los elementos contaminantes que tenemos en el aire constituyen un factor de riesgo. Entre estos, es más que evidente que el benceno, cuyas concentraciones se elevan en puntos de la zona de Trubia o de la comarca de Avilés con bastante frecuencia, es un elemento cancerígeno, por mucho que los responsables del Gobierno de Javier Fernández, tanto de Sanidad como de Medio Ambiente, se empeñen en negarlo. Un hecho que nos parece una burla para la ciudadanía asturiana.

En ese sentido, hay que recordar que recientes estudios publicados en diferentes revistas de impacto internacional apuntan a que el 90% de las muertes atribuibles a niveles de contaminación se produce en niveles de concentración de partículas que la Organización Mundial de la Salud considera seguras; y estos ya son valores considerablemente menores a los marcados por la legislación para nuestro país y que cuesta cumplir. Por lo tanto, no se puede continuar con esta deriva irresponsable del “aquí no pasa nada” y de tirar balones fuera. Entendemos que es un problema que debe ser abordado con urgencia y con la máxima transparencia hacia la población y no enviando mensajes contradictorios a la ciudadanía cuándo la evidencia científica es rotunda al clasificar como elementos cancerígenos algunos de los contaminantes que saturan el aire que respiramos todos los días.

Desde Podemos consideramos que los elementos cancerígenos son cancerígenos en Asturies igual que en cualquier otra parte, pero si desde la Consejería se cree que esta comunidad autónoma es un microcosmos donde los elementos contaminantes tienen un efecto diferente al que se produce en el resto del mundo, le animamos a realizar los estudios pertinentes en Asturies para contrastar cuáles son los factores de riesgo que hacen que nuestro territorio tenga una tasa de cáncer y afecciones respiratorias o cardiovasculares a la cabeza del Estado.