Una de las oficinas de acción contra la despoblación que el acuerdo contempla crear podría estar radicada en el suroccidente asturiano

El diputado de Unidos Podemos y portavoz de la comisión de Presupuestos del Congreso, Segundo González, valora “muy positivamente” el acuerdo al que Unidos Podemos ha llegado con el Gobierno central sobre Presupuestos Generales del Estado. “Es un avance muy importante para el conjunto del país en materia de derechos sociales, especialmente la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900 euros, un aumento del 20%, la mayor subida de la historia de la democracia. Además, el acuerdo contempla derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral y acabar así por fin con la precariedad que sufren millones de personas en este país. Es relevante la dotación que se pretende incluir para revertir los recortes en materia de educación y sanidad que ejecutó el Partido Popular en la anterior legislatura. También la destinada a financiar la dependencia, los derechos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles y las escuelas infantiles de 0 a 3 años”. Así lo manifestaba Segundo González en declaraciones a los medios durante una visita este sábado a la Fiesta de la Vendimia de Cangas del Narcea. González ha estado acompañado por Mayi Colubi, responsable del Área de Equilibrio territorial, medioambiental y mundo rural de Podemos Asturies, Celsa Martínez Rico, consejera ciudadana de Podemos Asturies por la comarca suroccidental, y Ángel Rojo, secretario general de Podemos Cangas del Narcea.

El acuerdo presupuestario también contempla una medida que concierne al suroccidente asturiano: la creación de oficinas de acción contra la despoblación. “Vamos a tratar de que una de estas oficinas esté radicada en el suroccidente asturiano, una de las zonas más afectadas por la despoblación. Serviría para atraer inversiones y población e impulsar el desarrollo económico de las empresas que ya existen, para que tengan mayor capacidad de exportación o de implantación en otros territorios”. Para el parlamentario, “el vino de la Tierra de Cangas es un ejemplo de cómo se pueden generar nuevos nichos de empleo y tejido económico en lugares castigados por la despoblación”.

Una vez alcanzado el acuerdo marco con el Ejecutivo central, en las próximas semanas comenzará la negociación de las partidas concretas a nivel territorial en materia de inversión. “Es una oportunidad muy buena para acabar con la situación de agravio y aislamiento que sufre Asturies en materia de infraestructuras. Vamos a intentar concretar un aumento de las dotaciones presupuestarias para la Variante de Payares, para eliminar el peaje del Huerna en los próximos años y, por supuesto, para la A-63. Es la principal arteria de comunicación para vertebrar el suroccidente asturiano y lleva años sufriendo recortes en la inversión y sobre todo en la ejecución presupuestaria. Estas partidas deben contemplar una reversión de los recortes en la dotación presupuestaria destinada a Asturies y servir para acabar con el cerco y el aislamiento que sufrimos en materia de infraestructuras por parte de la Administración central”.