El diputado, Lorena Gil y representantes de la plantilla presentan en el Congreso una proposición para garantizar los puestos de trabajo

Unid@s Podemos ha registrado en el Congreso una proposición no de ley, para su debate en la Comisión de Economía, Industria y Competitividad, en la que se piden medidas que garanticen el empleo en el grupo industrial Duro Felguera. Dicha iniciativa fue presentada este mediodía en las escaleras de acceso al Parlamento español por el congresista Segundo González, la diputada y coportavoz en el Parlamento asturiano Lorena Gil y Susana Fernández, miembro del comité de empresa de Duro Felguera SA e integrante de la asamblea de trabajadores de Duro Felguera, quienes estuvieron acompañados por una representación de la plantilla y por la también congresista asturiana Sofía Castañón. Segundo González manifestó que «nos da igual que lo haga el Gobierno de Rajoy o el de Pedro Sánchez, pero hay que garantizar que Duro Felguera siga existiendo, que siga generando empleo en Asturies y que no se pierda ningún puesto de trabajo».

El diputado aseguró que Duro Felguera «es una empresa de gran importancia para Asturies y por eso creemos que ante una situación que podría poner en peligro gran parte de los puestos de trabajo no pueden quedarse con los brazos cruzados ni el Gobierno autonómico ni el central». Por tanto, añadió, «pedimos a través de esta proposición no de ley que el Gobierno utilice los instrumentos públicos de los que dispone para poner en marcha un plan de captación de inversiones que garantice los puestos de trabajo».

Lorena Gil, por su parte, apuntó que «la semana pasada aprobábamos en la Junta General, a iniciativa de Podemos Asturies, una proposición no de ley que pide que, a través de los instrumentos públicos disponibles, se trate de atraer un socio industrial para Duro Felguera». Considera fundamental «que sea un socio industrial y no un fondo especulativo, porque sabemos que se han recibido ofertas de diferentes fondos. Están en juego más de dos mil puestos de forma directa y otros dos mil o dos mil quinientos de manera indirecta».

La diputada de la Junta General señaló que «hemos creído conveniente venir también al Congreso para que desde aquí nuestro grupo confederal pueda presentar una proposición de ley en ese sentido». Y aclaró que, además de la acción gubernamental, «pedimos medidas de transparencia y corresponsabilidad a la dirección y al consejo de administración, los cuales han tenido una actuación negligente en los últimos años que ha desembocado en la actual crisis de liquidez del grupo. Las trabajadoras y trabajadores no tienen ninguna responsabilidad en la situación actual y quieren que se garantice su puesto de trabajo».

Susana Fernández recordó que se trata de «una empresa con más de 160 años de historia y consideramos que es viable y que podemos sacarla adelante. Nos han presentado un ERE que podría afectar a unas 470 personas en Asturias y a 88 en Madrid, y estamos haciendo visible nuestro conflicto». En esa línea, dijo, «la semana pasada estuvimos en la Junta General del Principado, donde conseguimos el apoyo de todos los grupos para reclamar un socio industrial que pueda ayudarnos a tener continuidad y hoy estamos aquí también para presentar una proposición no de ley en ese sentido».