El diputado de Unidos Podemos en el Congreso, Segundo González, ha registrado una pregunta dirigida al Gobierno respecto a la decisión de Feve de cerrar durante los próximos tres meses la línea de cercanías F-5 entre Xixón y Llaviana, debido a las obras de estabilización del túnel de Carbayín. Para Segundo González, “el cese temporal del servicio de Feve entre Xixón y Llaviana, que fue motivo de protesta ayer sábado en Llangréu, supone un perjuicio muy importante para toda la cuenca del Nalón, afectando a 9 estaciones y 270 servicios ferroviarios semanales.”

En una de las líneas que pierde viajeros de forma más acusada y que además se ve afectada en los últimos años por el inconcluso Soterramiento de Vías de Llangréu, cada medida agresiva que se toma contribuye a la paulatina pérdida de confianza de los usuarios y usuarias en el ferrocarril, al habituarse estos a nuevos hábitos de movilidad por carretera.

“Por eso preguntamos al Gobierno cuáles son los motivos por los que se tomó la decisión de cortar el servicio, si se valoraron alternativas que permitieran mantener el servicio mientras se realizaban los trabajos y si van a existir medidas compensatorias para recuperar eventuales viajeros que pierdan confianza en el ferrocarril a raíz de esta medida”, explicó el parlamentario asturiano.

“Consideramos fundamental el desarrollo de un servicio de cercanías digno en Asturies que sirva para interconectar las principales ciudades, especialmente en el área central. Esta medida en la línea Xixón-Llaviana, así como el abandono generalizado que se está produciendo en las cercanías y sobre todo en Feve, van la línea contraria. Por eso vamos a exigir al Gobierno que desarrolle las inversiones necesarias del Plan de Cercanías y Feve, y que las incluya en los Presupuestos Generales del Estado que esperemos que presenten lo antes posible”, anunció.