La diputada se ha reunido con concejalas de diversos concejos para abordar «la vulneración de derechos humanos» que se da en Asturies

Rosa Espiño se ha reunido este martes con concejalas de diversos ayuntamientos asturianos para trazar «unas líneas de trabajo conjuntas que puedan revertir la vulneración de derechos humanos que se está produciendo en la gestión de las viviendas de emergencia en Asturies». La diputada del Grupo Parlamentario de Podemos Asturies ha informado de que «hemos denunciado ante el relator especial de Naciones Unidas sobre la vivienda adecuada este despropósito del registro de viviendas de emergencia ‘fantasma’ que se está llevando a cabo por parte de la Dirección General de Vivienda, en colaboración con algunos ayuntamientos, respecto a las familias que solicitan una vivienda de emergencia».

La parlamentaria de la formación morada explica que «se les coloca en la lista de espera ‘fantasma’ que no les proporciona ni el derecho a ser solicitantes de vivienda, incumpliendo de manera explícita el procedimiento regulado en el decreto por el que se regula la adjudicación de viviendas del Principado». Y ello, añade, «con la única pretensión de esconder la realidad del número de personas demandantes de una vivienda de emergencia en Asturies».

Estefanía Puente, concejala de Xixón Sí Puede, ha señalado al respecto que «a medida que aumentan las dificultades para garantizar la vivienda a muchas familias asturianas observamos que disminuyen precisamente los recursos y las medidas de política de vivienda, tanto a nivel estatal como autonómico y municipal».

Por su parte, Eva Menéndez, edil de Castrillón Sí Puede, ha asegurado que «nos consta que las políticas de vivienda en Asturies se reducen a la desinformación sobre los recursos existentes para la ciudadanía y a la negación al acceso a los derechos que la asiste cuando por fin logra conocerlos. Es el método de invisibilizar las demandas y, de ese modo, si no hay problema no se necesita solución».