El secretario general de Podemos Asturies asistió este sábado al XI Homenaje a los luchadores antifascistas en El Mazucu, donde mostró el “total compromiso” de la formación con la memoria histórica y democrática del país y criticó los actos vandálicos que “intentan ocultar la memoria que luchamos por poner sobre la mesa. Sin memoria somos más débiles, olvidamos parte de los errores que cometimos en el pasado no solo en España sino en el resto de Europa. Si el crack del 29 condujo al auge de los fascismos, la crisis económica de 2008 no puede conllevar un aumento del fascismo y la xenofobia en los países europeos. La memoria, la justicia y la reparación de los crímenes son la garantía de que no se vuelvan a repetir esos errores”.

Asimismo, Ripa criticó que la memoria histórica sea “una asignatura pendiente para los gobiernos socialistas en Asturies y en Andalucía”, en referencia a la visita que realizó el pasado mayo a Motril (Granada) para conmemorar el 80 aniversario de la liberación de 300 presos asturianos en el Fuerte Carchuna, junto a dos familiares de los héroes, Felix Adolfo Muriel Fuente y Rosa María Menéndez Reyes. Ambos estuvieron también presentes en el acto de El Mazucu, junto a Jesús de Manuel, diputado de Podemos en el Parlamento andaluz y responsable de Memoria Histórica y Democrática de Podemos Andalucía, que ha viajado a Asturies “para devolver la visita que nos hicieron los compañeros y compañeras asturianas a finales de mayo para conmemorar el 80 aniversario de la liberación del Fuerte Carchuna.”

Sobre el episodio de Carchuna, Ripa incidió en que “nos sorprendió comprobar que, durante cuatro décadas de gobiernos socialistas, lo ocurrido allí fuese una parte olvidada de nuestra historia. Llama la atención que la sociedad civil tenga que ir por delante de los gobiernos a la hora de recuperar la memoria y de homenajear a los familiares y los héroes que salvaron la vida de 300 presos asturianos en Andalucía”, aseveró. En la misma línea se manifestó De Manuel: “Lo ocurrido en Carchuna era un hecho muy desconocido incluso para la gente del lugar y por lo que comprobamos hablando con los compañeros asturianos tampoco era suficientemente conocido aquí. Por ello, había que recuperarlo y reconocer el heroísmo de los guerrilleros y los brigadistas internacionales que participaron en la liberación del Fuerte. Es muy necesario porque todavía se siguen produciendo atentados contra los intentos de recuperar la memoria, como vemos en el monolito de El Mazucu, que han vuelto a intentar arrancar, o en Carchuna, donde colocamos una placa de homenaje que también ha sido arrancada. Los lugares de la memoria son continuamente vandalizados y eso demuestra que en este país nos falta todavía una cultura democrática, porque cuando hablamos de memoria histórica hablamos de recuperar la memoria de una democracia que fue violentada por un golpe militar que fracasó y desembocó en una guerra civil”.

Preguntado por los periodistas acerca del decreto para exhumar a Franco del Valle de los Caídos, Ripa aseguró que “es un paso necesario pero hay que ir más allá. Necesitamos centros de memoria, comisiones de la verdad y juzgar a quienes cometieron crímenes en la dictadura y aún están vivos. Todo ello es garantía de un país más democrático que enseñe a las nuevas generaciones que no se puede honrar al fascismo y a dictadores sino que hay que honrar a los héroes y heroínas que pusieron la cara y lucharon por las libertades durante la dictadura”. Por su parte, Jesús de Manuel afirmó que “aunque se trata de una buena noticia, nos parece triste y lamentable que se hayan abstenido partidos que se dicen democráticos cuando de lo que se trata es de terminar con una anomalía democrática. No hay ningún otro lugar en Europa donde exista un mausoleo a un dictador fascista como ocurre en España con el Valle de los Caídos. Esto debería ser un motivo de consenso”.

Al acto, celebrado en el Alto de la Tornería (Llanes), también asistieron Rosa Espiño, diputada de Podemos Asturies; Begoña Díaz, representante del Oriente en el Consejo Ciudadano Autonómico; e Isabel Fernández, concejala de Somos Llanera.