Podemos Asturies critica el cierre de la entidad bancaria en Barredos y pide al Gobierno que no mire para otro lado y medie para que no sigan cerrando oficinas en el medio rural

Este jueves el portavoz Rafael Palacios, el diputado Daniel Ripa, la concejala de Podemos Llaviana, Ana Gregorio, y otros militantes del Nalón han participaron en las concentraciones por el cierre de la oficina de Liberbank/Unicaja de Barredo y que ha contado con la presencia de vecinas y vecinas que, impotentes, han mostrado su indignación ante el cierre de la única oficina bancaria que queda abierta en esta localidad de Llaviana.

En declaraciones a los medios de comunicación, los representantes de la formación morada han calificado la medida de “absoluta verguenza”. Y han explicado que, un banco como Liberbank que cuenta con un 8% de participación pública y que ganó mil millones de euros en 2021, “lleve acabo cierres masivos de oficinas en las cuencas y en el occidente asturiano”.

En ese sentido, han recordado que la antigua Cajastur “cuando aún estaban abiertas las minas y había trabajo, iba detrás de la gente para que abrieran una cuenta y, ahora que ya no hay minas les dan una patada a los y las vecinas y les dejan sin oficinas”. También han recordado que el Gobierno asturiano tiene 480 millones de euros en Liberbank-Unicaja y, por lo tanto, “tiene que negociar con el banco y les diga que si van a cerrar las oficinas en el medio rural asturiano, que saque el dinero de esta entidad bancaria. No se puede permitir la exclusión finaciera de la ciudadanía”.

En esa línea, Podemos Asturies ha registrado una proposición no de ley en la que se insta al Consejo de Gobierno a poner en marcha medidas que frenen el cierre de oficinas bancarias en el medio rural. Cierre que lleva aparejada una estrategia de vaciamiento de los pueblos asturianos.