Daniel Ripa, secretario general de Podemos Asturies y diputado autonómico, ha lamentado este sábado la decisión del Gobierno del Principado de no personarse como parte en las diligencias abiertas por la Fiscalía para investigar la nube tóxica de trióxido de azufre que tuvo lugar en Avilés en abril de 2017. “Que el Gobierno no se persone en uno de los casos más graves ocurridos en Asturies en los últimos años supone un mensaje lamentable a la ciudadanía y a las empresas, de absoluta impunidad para seguir contaminando”, ha asegurado.

“Cuando hay un problema grave de salud pública ocasionado por la contaminación como el que existe en el área central de Asturies, esto es inadmisible”, ha afirmado Ripa, que lo ha achacado a “la permisividad, la falta de mano dura y el postureo del Gobierno asturiano a la hora de cumplir la legislación ambiental”. En ese sentido, ha denunciado la falta de medidas contra la contaminación, la consiguiente inseguridad de que exista un aire sano, y la relación “ya probada” entre contaminación y problemas respiratorios o casos de cáncer, lo que provoca que “el principal problema para los avilesinos y avilesinas sea el binomio entre salud y empleo”.

Este “gravísimo caso” muestra la “falta de actuación” del Gobierno tras un escape que “ha puesto en peligro la salud de los avilesinos y avilesinas”, y ante el que “habría que enviar un mensaje claro y contundente, que esto no se le puede permitir a una empresa que ha ganado más de 3.000 millones de euros en 2017. Los beneficios de Arcelor Mittal, que se doblaron durante ese año, equivalen casi al conjunto del presupuesto del Principado”, ha aseverado el parlamentario.

En ese sentido, Ripa ha acusado al Ejecutivo de “permitir a las industrias que les sea rentable contaminar a costa de la salud de la ciudadanía avilesina y asturiana cuando mira hacia otro lado” y le ha instado a llevar a cabo actuaciones ambientales contundentes. “Un Gobierno que quiere proteger la salud de la ciudadanía debe detectar cuál es la situación real de la contaminación, situando los medidores en los lugares adecuados y no a contraviento ni detrás de edificios, debe contar con una inspección laboral que funcione a pleno rendimiento en la gran industria, e imponer sanciones ejemplarizantes y no ridículas en caso de escapes”.

Ha incidido además en las graves carencias de la inspección laboral en casos como este, dado que los servicios de inspección del Principado son, a su juicio, “ridículos”, lo que hace imposible detectar los problemas medioambientales de escapes de diferentes sustancias. “Hay que recordar que el año pasado la contaminación aumentó en 12 de los 16 medidores de la comarca de Avilés, a lo que hay que sumar lo que ya venimos denunciando acerca de que los medidores no están colocados en los lugares adecuados para detectar la contaminación”. Además de exigir “firmeza ante un caso inadmisible”, Ripa ha anunciado que Podemos Asturies llevará este asunto a la Junta General.

Por su parte, la eurodiputada avilesina Tania González ha recordado que la Comisión Europea está investigando a España, y a Avilés, entre otras ciudades, por casos de incumplimiento en materia de contaminación del aire. “No puede ser que Avilés se sitúe en el mapa y en la agenda de la Comisión Europea cuando hablamos de contaminación. Avilés no puede ser un ejemplo de contaminación, al contrario, tiene que ser un ejemplo de dinamización y modernización económica. Los vecinos y las vecinas de la comarca tienen derecho a hacer sus vidas, trabajar y vivir en un ambiente sano en el que su salud no corra riesgo por el simple hecho de respirar. En ese sentido, no nos pueden dar a elegir entre empleo y salud, es una dicotomía falsa. Al contrario, invertir en modernización económica y en industria limpia es una oportunidad para crear más empleo”, ha afirmado.

González ha anunciado que la formación impulsará un Foro de Industrialización Económica que se celebrará próximamente en Avilés. Este contará con representantes sindicales y expertos europeos en la materia para debatir sobre cómo impulsar en la comarca una industria verde y sana que permita su modernización y revitalización económica.

El portavoz municipal de Somos Avilés, David Salcines, ha denunciado, por su parte, la inacción del Ayuntamiento de Avilés, que tampoco se personó una vez que la Fiscalía abrió diligencias. “Esto ratifica algo que llevamos diciendo mucho tiempo: el Gobierno socialista en el Ayuntamiento de Avilés ni actúa ni tampoco informa sobre los problemas medioambientales”. En ese sentido, ha puesto numerosos ejemplos de falta de respuesta por parte del Gobierno municipal, como lo ocurrido en el último Pleno, cuando Somos Avilés preguntó los motivos por los que la estación de medición de Versalles lleva varias semanas sin funcionar, algo a lo que el Gobierno municipal no dio respuesta; o cuando el grupo municipal preguntó por qué no se le facilita información respecto al expediente sancionador de Arcelor, cuando la había solicitado hacía más de un mes. “Nos contestan que no son informadores de nadie. Eso no se le presupone a alguien que representa el Gobierno de Avilés”.

Salcines también ha hecho referencia al problema demográfico que sufre Avilés y la necesidad de situarla como una ciudad agradable donde la gente quiera vivir. “La política medioambiental no es solamente una cuestión de salud para los y las vecinas sino que también puede ser un motor económico. Si no mejoramos los datos de contaminación, tendremos enormes dificultades para traer a gente a vivir a Avilés y, por lo tanto, para resolver el problema demográfico”.

El portavoz de Somos Avilés ha recordado además que el Gobierno municipal no ha presentado ninguna alegación al Plan de Calidad del Aire. “No sabemos a qué se dedica el equipo de Gobierno en materia medioambiental. Si preguntamos nos dicen que no tienen que informarnos. Nosotros hacemos nuestro trabajo, hemos hecho varias alegaciones como, por ejemplo, respecto al problema con las baterías de cok, ya que vimos la necesidad de que hubiese un protocolo de actuación, porque la gente no sabía cómo actuar ante ese escape de lluvia ácida. La gente, cuando le pican los ojos, suele lavarse con agua y en este caso, esa medida no era la correcta, porque empeora el problema. En definitiva, hay muchos ejemplos de por qué el Ayuntamiento no está a la altura en cuestiones medioambientales, y a nosotros, como oposición, nos toca poner los intereses de Avilés por encima de todo y seguir presionando para que el Consistorio empiece a tomar medidas de una vez por todas. Avilés está fracasando en materia medioambiental y no podemos permitirlo de cara al futuro”.