• “Estamos a muy pocos votos de ganar en Asturies y lograr un Gobierno de cambio”, aseguró Castañón en referencia al tercer escaño que Unidos Podemos le arrebataría al PP.

• La cabeza de lista visitó esta mañana Perlora, antes de participar en un reparto de material informativo en el mercáu de Candás.

Unidos Podemos estamos cada vez más cerca de afianzar un Gobierno de cambio y conseguir que las necesidades de la ciudadanía tengan presencia en el Congreso. Así lo ha manifestado hoy la cabeza de lista al Congreso Sofía Castañón, que esta mañana ha visitado el mercáu de Candás, donde charló con los vecinos y repartió material informativo.

Previamente, la candidata se desplazó a Perlora Ciudad de Vacaciones acompañada por el candidato al Congreso Adolfo Blanco de la Parte, la diputada autonómica Rosa Espiño y el concejal de Somos Carreño Carlos López. Allí, Sofía Castañón denunció el estado de la ciudad residencial, un equipamiento que “forma parte del imaginario colectivo de los asturianos y asturianas, que la han visto activa, con vida y con un plan sostenible, que permitía a muchos trabajadores y trabajadoras con no muchos recursos, disfrutar de su tiempo libre”.

Castañón denunció que “desde que en 2005 se demolió el edificio que hacía las funciones de hotel, se fueron adjudicando por concurso obras que fueron retrasándose hasta que en 2010 se dio por fracasada la gestión y ahora no hay ningún plan, más allá de pintar las fachadas”.

Además, explicó, “no existe ningún tipo de compromiso ni de proyecto con una ciudad que es emblemática”, algo que considera “muy representativo de cómo se cuidan nuestros bienes culturales y patrimoniales en Asturies”. Por ello, reclamó para Perlora “un proyecto que tenga que ver con la investigación, el desarrollo y la innovación” con el objetivo de “reactivar no solo la actividad económica, turística y cultural del Conceyo de Carreño sino de toda Asturies”.

Por su parte, el candidato al Congreso Adolfo Blanco de la Parte, calificó de “ruina e hipoteca a largo plazo” la gestión de la ciudad residencial, e hizo referencia también a la situación de Gozón: “las vacas con las que se retrató Rajoy en San Martín de Podes probablemente también estén empeñadas de esos 18 millones de euros de deuda que tiene el concejo”.