Ana Taboada y Rafael Palacios reclamaron esta mañana la puesta en marcha de medidas a nivel autonómico y municipal en la línea marcada por la nueva Ley de Vivienda, dejando atrás la concepción de la vivienda como un mero bien de mercado.

Ana Taboada: «La nueva Ley de Vivienda establece que un 30% de la vivienda protegida, de nuevas promociones, tiene que ser reservado para vivienda pública, del cual la mitad, al menos, debe ser social. También se establece una regulación de los precios del alquiler en las zonas tensionadas y eso debe regularse también por las diferentes comunidades autónomas. Y se establece un bono de 250 euros para la juventud entre los 18 y 35 años.

El Gobierno municipal también podría hacer algún tipo de planteamiento. Necesitamos que haya un parque de vivienda pública sostenible que haga frente a las necesidades de emergencia social y habitacional. Hemos propuesto varias cosas:

-Hacer un censo de viviendas vacías.
-Crear la Oficina de Intermediación Municipal de Vivienda
-Crear parque de viviendas público

Necesitamos que el señor Barbón se comprometa a llevar adelante ese desarrollo de la Ley de Vivienda y que el Gobierno ovetense deje de hacer asistencialismo y se comprometa con los ovetenses».

Rafa Palacios: «Hasta ahora, la vivienda siempre fue concebida como un bien de mercado y veníamos reclamando el derecho a una vivienda digna. Este nuevo paradigma, con esta nueva ley, lo que termina es con la anomalía española, que era un islote en el contexto jurídico. La aprobación de la Ley de Vivienda del Gobierno estatal de coalición es un hito que nos ofrece herramientas para abordar la grave crisis habitacional en la que nos encontramos.

La Ley de Vivienda de Unidas Podemos y del PSOE es una ley necesaria y es una oportunidad histórica. Vamos a disponer de un marco jurídico que permita actuar sobre el mercado de alquiler para garantizar que prevalezcan los derechos de la mayoría sobre los privilegios de unos pocos.

Con esta nueva ley, el Gobierno de Asturies ya no tiene ninguna excusa para no trabajar en la elaboración, en la proposición, en subir a debate a la Xunta Xeneral y en aprobar una Ley de Vivienda asturiana y plantearse realmente intervenir regulando los precios de alquiler. No hay disculpa que valga para que el Gobierno socialista de Adrián Barbón no apruebe una ley asturiana que blinde la función social de la vivienda».