Ambas organizaciones se reúnen para poner en común qué medidas se deben tomar para afrontar la recuperación económica y reforzar el sistema de protección social tras la pandemia

Este viernes 15 de mayo, se reunían por videoconferencia las direcciones de Podemos Asturies y CCOO para hacer una puesta en común sobre qué medidas son necesarias en Asturies para salir de la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus. En el encuentro, han participado la portavoz parlamentaria, Lorena Gil, el secretario general, Daniel Ripa, y el secretario general de CCOO Asturies, José Manuel Zapico.

Durante el encuentro se ha analizado la delicada situación de la industria asturiana, tras el ERTE unilateral adoptado por ArcelorMittal y las dudas con respecto al futuro de Alcoa. La portavoz morada ha indicando que ambas organizaciones “coincidimos en la necesidad de llevar a cabo una política industrial activa mediante el refuerzo de los instrumentos económicos a nivel autonómico que permitan la participación pública en actividades estratégicas y de interés general”.

Además, Gil ha indicado que el sindicato les ha presentado 50 medidas contempladas en su Plan Asturiano de Recuperación, medidas que “valoramos positivamente porque, en gran medida, están en consonancia con las que desde Podemos Asturies hemos ido trasladando al Gobierno autonómico en el marco del necesario proceso de reconstrucción social y económico”.

En ese sentido, la portavoz de Podemos Asturies en el Parlamento ha manifestado que desde la formación morada comparten, para afrontar esta situación “la necesidad de establecer criterios claros que aseguren un reparto justo en el fondo de los 16.000 millones de euros anunciado por la Ministra de Hacienda, de tal forma que se garantice la defensa de los intereses de Asturies, teniendo en cuenta, por ejemplo, la inversión sanitaria per cápita, que en nuestro caso es muy superior a la de otras CCAA”. De todas maneras, ha alertado que como estos fondos “no serán suficientes” para sufragar el gasto sanitario y la factura social ocasionada por la pandemia, han incidido en la necesidad de llevar a cabo “una reforma fiscal progresiva que asegure que la crisis no la paguen los colectivos más vulnerables, tal y como sucedió a partir de la crisis de 2008. Entonces se facilitó el despido mientras que esta vez, el recurso de los ERTEs se está mostrando como la herramienta más efectiva para el mantenimiento del empleo y la supervivencia de las empresas”.

Por último, ha asegurado que tras el encuentro con CCOO Asturies ambas organizaciones están de acuerdo “en la necesidad de que el Gobierno autonómico habilite ayudas que favorezcan la conciliación en un contexto en el que la emergencia sanitaria ha puesto de manifiesto la importancia crucial del trabajo de cuidados. En definitiva, tanto desde Podemos Asturies como desde CCOO Asturias consideramos que es esencial asegurar una salida social de la crisis que blinde nuestros servicios públicos y sea capaz de crear empleo de calidad sin dejar a nadie atrás”.