La eurodiputada de Podemos Tania González Peñas es la ponente de una opinión del Parlamento Europeo sobre el Empoderamiento económico de la mujer en el sector público y privado de la UE

Este documento que lidera González Peñas se incluirá en el que está realizando la Comisión de la Mujer e Igualdad de Género sobre esta materia y está previsto que se apruebe por el Pleno del Parlamento Europeo antes del verano

La eurodiputada de Podemos Tania González Peñas reclama a la Unión Europea que tome medidas “contra las disparidades salariales y de pensiones” así como contra “las formas atípicas e inseguras de trabajo y empleo, como los contratos temporales o el trabajo a tiempo parcial involuntario”.

Éstas son dos de las reivindicaciones que están incluidas en la opinión de González Peñas para un informe de la Comisión de la Mujer del Parlamento Europeo sobre el Empoderamiento económico de la mujer en el sector público y privado de la UE. Este informe está previsto que se apruebe por el Pleno de la Eurocámara antes del verano.

Asimismo, esta opinión de Empleo de la que González Peñas es ponente aboga también, entre otros apartados, por reclamar “medidas para garantizar la dignidad económica y social del trabajo feminizado, como el trabajo doméstico”.

Además, el documento recuerda “la importancia de la Directiva relativa a las mujeres en los consejos de administración y pide a los Estados miembros que garanticen la igualdad de representación y liderazgo en el mercado de trabajo, en las estructuras e instituciones económicas y políticas, así como en las empresas y en los consejos de administración”.

La opinión alerta de que “las barreras estructurales para el empoderamiento económico de las mujeres son el resultado de múltiples formas de desigualdad y discriminación en los ámbitos privado y público”.

“No queremos que el trabajo feminizado sea el peor remunerado”
“El empoderamiento económico de la mujer no es una cuestión que comprenda aspectos exclusivamente económicos sino que pasa por abordar políticas de empleo, derechos humanos y ecología, entre otros”, asegura González Peñas.

“Hemos propuesto medidas para luchar contra la segregación ocupacional para que el trabajo feminizado no sea el peor remunerado y reforzar los servicios públicos de cuidados, dos elementos centrales para combatir la discriminación en el ámbito laboral, económico y social”, asegura la eurodiputada.

El pasado 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer y la Comisión de la Mujer y Asuntos Sociales del Parlamento Europeo decidió impulsar un informe centrado en el empoderamiento económico de las mujeres, un asunto que las organizaciones internacionales están situando como prioridad.

De hecho, la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de Naciones Unidas, que se celebró en Nueva York del 13 al 24 de marzo tuvo como lema “el empoderamiento económico de las mujeres en el cambiante mundo del trabajo”.