[fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»][fusion_text]

Aunque el comité de empresa lleva tiempo movilizándose por la gestión del personal y de sus recursos, el SERIDA tiene mucho potencial. Desde Podemos Asturies consideramos que el problema radica en que ha estado en manos de gestores políticos incapaces de sacarle partido.

Cabe recordar la reciente sentencia del Tribunal Supremo que anuló un nombramiento similar en el SEPA y exigió que el puesto saliera a convocatoria pública

Por el momento, cuestionamos que la autonomía administrativa otorgada a la investigación y desarrollo en la agricultura y la ganadería asturianas esté dando los resultados esperados. De hecho, la investigación y desarrollo agrarios en Asturies podrían mejorarse si, desde la administración, se asumiera la gestión de estos recursos por la estructura de la propia Consejería; al menos, para controlar los excesos por parte de los gestores de alta dirección puestos “a dedo” por los responsables del Gobierno, que se exceden en sus competencias y llevan a cabo una gestión deficiente.

El Tribunal Supremo anuló el nombramiento “a dedo” del gerente del SEPA.

Hay que recordar que el Tribunal Supremo confirmó hace cinco meses la anulación del nombramiento de Antonio del Corro como gerente del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA) que ya había sentenciado el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) en enero de 2016. El Gobierno del Principado había recurrido el fallo judicial, si bien la máxima instancia de la Justicia en España ha fallado en su contra.

En un auto fechado el pasado 19 de noviembre, el Supremo declaró inadmisible el recurso de casación interpuesto por el Principado de Asturias contra la sentencia del TSJA del pasado 26 de enero en la que se anulaba dicho nombramiento “por haberse efectuado de forma directa y sin convocatoria pública previa”.

Esa sentencia es firme y confirma el incumplimiento de lo dispuesto en la ley de ordenación de la función pública de la administración del Principado y del Estatuto Básico del Empleado Público sobre el nombramiento del personal directivo, que debe atender a los principios de mérito, capacidad e idoneidad.

El auto del Tribunal Supremo mantiene la inadmisión del recurso del Principado y declara que la sentencia del TSJA “ni tan siquiera es susceptible de este trámite, dado que las cuestiones de personal están exceptuadas de este recurso salvo que afecten al nacimiento o extinción de la relación de servicios de los funcionarios de carrera”.