Duro Felguera es una empresa industrial estratégica para Asturies, que genera 2000 empleos directos y otros 2000 indirectos, la mayoría de alto valor añadido. A pesar de su elevado potencial gracias a la alta diversificación e internacionalización, el grupo lleva arrojando pérdidas desde 2015 hasta acumular una deuda de 271 millones de euros al término de 2017.

El diputado de Unidos Podemos en el Congreso Segundo González, ha denunciado este domingo que “la situación se agrava día a día. Recientemente, la dirección comunicó al Comité de Empresa un ERE de extinción para un porcentaje aún sin determinar de la plantilla de Duro Felguera S.A, compuesta por 470 personas en Xixón y 88 en Madrid; además de la intención de reducir la masa salarial un 20% en todo el grupo empresarial después de haber aplicado a la plantilla reducciones y congelaciones salariales durante más de 5 años”.

La situación del grupo empresarial hace prever que pueda esperarle el mismo futuro a Duro Felguera Operaciones y Montajes (DFOM) y Duro Felguera Calderería Pesada (DFCP-El Tallerón), “lo que pondría en riesgo casi 1.000 puestos de trabajo en Xixón. A ello habría que añadir el efecto devastador que tendría sobre las empresas auxiliares del Grupo”, ha afirmado el parlamentario.

Ayer la empresa anunciaba un acuerdo con la banca para la refinanciación de Duro Felguera, sin embargo, este acuerdo está condicionado a una ampliación de capital 125 millones para la que aún no se encuentran inversores.

Para González, “ni el Gobierno asturiano ni el central pueden quedarse de brazos cruzados ante la situación de esta empresa”. Por eso, al igual que ya hicimos en la Xunta Xeneral, preguntaremos al Ministerio de Economía si está al tanto de la situación de la empresa o si tiene previsto llevar a cabo alguna acción para ayudar a encontrar un socio industrial o para invertir a través de los instrumentos públicos con el objetivo de ayudar a resolver los problemas financieros y garantizar el mantenimiento de la actividad.