Durante la ronda de contactos mantenida con el Gobierno, la diputada Lorena Gil Álvarez dejó claro a la consejera de Hacienda, Dolores Carcedo, que Asturies “necesita un tejido económico libre de redes clientelares” ya que “no es posible crear empleo si los recursos se despilfarran”. Para la parlamentaria de Podemos “no sería razonable negociar unas partidas presupuestarias destinadas al I+D+i para que terminen luego en el desagüe de las redes clientelares”.

Las relaciones entre la Fundación Barredo, GTIC y Auxinosa son el tipo de “tres en raya” en el que Asturies siempre pierde dinero

“Las prácticas y la opacidad de la Fundación Barredo no representan una política de asignación de recursos sostenible y real para Asturies”. El último episodio de este despropósito lo constituye el proceso de venta de la empresa Gabinete de Servicios Técnicos de Inspección de Cables, S.L.U. (GTIC), propiedad de la fundación dirigida por funcionarios “en su tiempo libre”, según el Gobierno. Esta empresa, que cuenta con seis personas empleadas y cuyo ámbito de trabajo es la inspección de cables de acero, ha venido trabajando desde que fuera adquirida por Fundación Barredo en 2007 con una intermediaria, Auxinosa, “cuyo papel de comercial plantea muchas dudas al ya contar GTIC con un mercado consolidado”, afirmó la diputada.

En respuesta a esta situación, Lorena Gil álvarez solicitará mañana lunes 15 de octubre “información veraz y concreta” -mediante tramitación parlamentaria de preguntas y solicitudes de información- para conocer, por ejemplo, por qué desde el año 2014 toda la facturación a la empresa HUNOSA (patrono de la Fundación Barredo) pasa a ser realizada a través de la empresa Auxinosa.

Esta información “puede ser crucial para fijar la posición de alguno de los patronos” que acudirán a la reunión del próximo jueves 19 de octubre, en la que el Patronato de la Fundación Barredo valorará la única oferta de compra de GTIC recibida, que apunta de nuevo a Auxinosa a pesar de la reapertura del periodo para recepción de ofertas.

La inyección de dinero público para proyectos de I+D+i realizada anualmente por el Principado a través de los presupuestos generales a Fundación Barredo podría acabar en una empresa de engrase de cables (Auxinosa) que hasta la fecha ha tenido una relación muy beneficiosa por parte de una fundación cuyo capital es 100% público.

Asturies no puede seguir permitiéndose unos presupuestos generales que no atiendan a una política que considere e integre las necesidades de todo el tejido empresarial, y que en materia de I+D+i destine fondos a fundaciones que, amparándose en el Derecho administrativo, empleen dinero público con escaso control y en objetivos que poco tienen que ver con el interés general. Así, en este sentido, “nuestra exigencia para los presupuestos generales incide en apoyar medidas que contribuyan a un modelo de desarrollo económico sostenible y real”.