Desde Podemos Asturies mostramos nuestra absoluta preocupación ante la sospecha de que el Gobierno asturiano haya autorizado pruebas experimentales de quema de compuestos plásticos en la central térmica de La Pereda, cuando estas instalaciones carecen de la Autorización Ambiental Integrada para este tipo de actividades.

Es totalmente incomprensible y llama la atención que se haya tomado esta medida poco tiempo después de que el consejero, Fernando Lastra, anunciase que no habría quema de basura en La Pereda, dado que la térmica carece de los equipamientos necesarios para poder realizar esta práctica sin riesgos para la salud de las personas y el medio ambiente.

Después de que la semana pasada asociaciones de vecinos afectados y ecologistas detectaran los olores plásticos que hicieron saltar las alarmas, representantes de Podemos Asturies y de Somos Mieres trasladaron a los vecinos y vecinas su compromiso de seguir apoyando la lucha contra cualquier tipo de incineración en La Pereda.

Engañar deliberadamente a los vecinos y vecinas sobre una actividad que afecta directamente a su salud es una práctica deplorable y absolutamente reprobable. La gestión de residuos es un problema que el conjunto de la sociedad asturiana debe resolver, y eso no puede hacerse si los máximos responsables engañan y manipulan la información.

Desde Podemos Asturies exigimos al Ejecutivo asturiano que paralice la quema de forma inmediata, que aporte un informe detallado de las emisiones que se produjeron por la actividad, así como de las medidas correctoras aplicadas para evitar perjuicios al medio ambiente y a la salud de las personas, dando así las explicaciones públicas pertinentes sobre lo que está ocurriendo.

En lo relativo a la gestión de residuos tiene que haber una absoluta transparencia y un escrupuloso respeto a los efectos que se puedan generar sobre la salud pública y el medio ambiente, máxime en zonas que sufren especiales problemas de contaminación debido a las actividades industriales que tienen en su entorno.

Después de muchos años en que los balances empresariales estaban por encima de todo, abrimos una nueva era en la que Podemos va a poner el foco en la responsabilidad de las empresas con su entorno, con la salud de los vecinos y vecinas y con el medio ambiente.