El diputado Rafael Palacios muestra su “sorpresa e indignación” ante la modificación del Plan Estratégico de subvenciones 2020-2022 que suprime cinco programas dependientes del organismo público

La Consejería de Presidencia, en su Plan Estratégico de Subvenciones 2020-2022, ha suprimido cinco programas que dependen del Instituto Asturiano de la Juventud y, de esta manera, deja la partida presupuestaria disponible vacía. En ese sentido, Rafael Palacios, ha mostrado su “sorpresa e indignación” ante un recorte que “va a afectar a proyectos que son fundamentales para el futuro de la juventud asturiana”. Y, al mismo tiempo, ha exigido al Gobierno asturiano que “rectifique de inmediato” esta decisión.

El recorte afecta a proyectos de emancipación, empleo, vivienda o cultura, entre otros muchos. De esta manera, el compromiso de la juventud asturiana y de sus organizaciones sociales, poniendo el cuerpo, en la lucha contra las consecuencias sanitarias, sociales y económicas, provocadas por la pandemia de la COVID-19, “se paga desde el Gobierno de Asturias con ajustes y recortes”, ha criticado Palacios, para quien “la juventud asturiana ya se encontraba en situación de emergencia social antes de esta crisis, sin posibilidades de emanciparse sin acceso a la vivienda y condenados al trabajo precario o a la migración fuera de Asturias”.

Para el diputado, la decisión tomada por el Ejecutivo de Barbón “se hace a traición y de forma unilateral sin buscar ningún canal de diálogo” y la siguiente pregunta que “nos podemos hacer es si la próxima decisión que se tome, va a ser eliminar la Dirección General de Juventud que se queda con altos cargos, pero sin recursos que gestionar”.

Para Palacios, este recorte “va a tener consecuencias en la situación precaria y difícil que ya sufría la juventud asturiana antes la pandemia. Es imposible pretender construir una Asturias de futuro, una Asturias para vivir y trabajar, si permanentemente desatendemos las necesidades de las personas más jóvenes y ponemos en peligro su futuro”.