Nuria Rodríguez y Ángela Vallina han pedido este viernes al Gobierno asturiano que recapacite en su decisión de rescindir los contratos de las cafeterías de los IES asturianos y dejar en la calle a 126 familias que dependen de este empleo.

En ese sentido, la diputada de Podemos Asturies, Nuria Rodríguez ha recordado que el pasado miércoles el Pleno de la Cámara aprobaba una proposición no de ley en la que se instaba al Ejecutivo autonómico para que se prorrogue por motivos de fuerza mayor los contratos que quedaron en suspensión durante el momento de confinamiento de la población asturiana, relativos al servicio de cafeterías de los centros educativos. “El Gobierno de manera incomprensible, al día siguiente de aprobarse esta iniciativa lo que hace es suspender los contratos de las cafeterías. Es una actitud totalmente intolerable porque, no solo se vulnera un acuerdo plenario, sino que justamente el día después de aprobar esa propuesta, se toma una decisión contraria a la que la mayoría del Parlamento había encontrado”, ha criticado.

A juicio de la diputada morada “estas no son prácticas democráticas y no se están teniendo en cuenta las necesidades de estas familias”. En ese sentido, ha exigido al Gobierno asturiano que “ponga todas las medidas que estén en su mano” para resolver esta situación.

En la misma línea, la portavoz de IU en la Xunta Xeneral, ha exigido también una solución a este problema y, al mismo tiempo ha criticado a la Consejería de Educación por generarlo. A juicio de la diputada, la actuación de Educación no es aceptable por lo que ha exigido al Gobierno “una solución inmediata para estas familias, pero en un plazo muy breve, de muy pocos días, porque no se puede dejar a 126 familias, después de haber actuado como se actuó en toda la pandemia con ellas, en la calle de esta manera y en estos momentos.