Podemos Asturies comparte la preocupación mostrada por la plantilla del Grupo Duro Felguera, compuesta por 2.349 personas. Como parte de su compromiso en respaldar a los trabajadores y trabajadoras en un momento de clara incertidumbre, demandará al Gobierno de Javier Fernández que detalle de los mecanismos de respaldo a las industrias asturianas expuestas a los ataques especulativos. Lorena Gil Álvarez registrará una pregunta parlamentaria en este sentido, ya que “la industria asturiana no puede seguir aumentando su dependencia de fondos buitre”.

El Gobierno debe anticiparse a una posible pérdida de empleo, no basta con que permanezca vigilante

Según la diputada de la formación morada, “no es suficiente que Fernández y Pola se mantengan vigilantes, como si estuviesen siguiendo el derbi asturiano. Nos jugamos la continuidad de más de dos mil puestos de trabajo”. Podemos Asturies responde así a las declaraciones realizadas por el Gobierno autonómico.

Sin una apuesta por la consolidación industrial y un alto nivel de exigencia de transparencia financiera, no es posible dar respuesta a este tipo de crisis de liquidez agravada, en este caso, “por una banca que no ofrece crédito -pero que no devuelve el dinero del rescate- y la imposibilidad de encontrar un socio industrial en el corto plazo, ante las dudas gestión de la actual dirección de la empresa”.

En los dos últimos días de cotización bursátil sus acciones se hundían un 27,24%, fruto del bloqueo bancario al plan de refinanciación iniciado en julio con vencimiento el 30 de septiembre. Según Lorena Gil Álvarez, el Gobierno, en lugar de permanecer expectante, debe intentar contribuir a que se rompa el siguiente círculo vicioso: “la banca exige la entrada de un socio para aceptar el canje de la deuda por capital de forma que se repartan los riesgos, pero los potenciales interesados sólo harán la inversión si previamente la banca acepta el plan de refinanciación”. Esta espiral “conduce a una situación de bloqueo que la dirección no ha sabido solucionar y que tiene como resultado la negativa de la banca a conceder avales, sin los cuáles el grupo empresarial no puede concurrir a nuevos concursos”.

Por otro lado, la negativa del socio industrial Acciona a presentar una oferta antes de 2018, “hace de la propuesta preliminar del fondo de carácter especulativo Bybrook Capital LLP la más probable”, continúa la diputada. El problema, según los analistas consultados por Podemos Asturies, es que nadie es capaz de informar sobre la solvencia, activos que gestiona o rentabilidad. Lo que sí es conocido es el modus operandi de estos fondos buitre: “estos fondos de private equity entran en las sociedades tomando el control en plazos cortos para obtener rentabilidades elevadas y abandonar rápidamente la empresa”.