El próximo gobierno tendrá que asumir su responsabilidad en materia laboral. La situación del Hotel Reconquista, el ERA o la Lavandería de Cabueñes son ejemplos de falta de voluntad política para aplicar soluciones en materia de empleo.

En el contexto de los encuentros con agentes sociales del grupo parlamentario de Podemos Asturies, Rosa Espiño y Enrique López, han mantenido una reunión solicitada por el Comité de Empresa del Hotel Reconquista, que representa a la plantilla de una empresa que actualmente gestiona Hotusa, adjudicataria del último contrato para la gestión del citado hotel.

La representación laboral expuso la situación actual del hotel, con pérdidas económicas, una degradación de instalaciones y servicios, una reducción drástica de plantillas y la precarización del empleo por parte de la actual concesionaria.
El Comité considera que
Hoasa, con capital y representación mayoritariamente pública, tiene una responsabilidad que asumir, para obligar a que la empresa hotelera que gestiona esta instalación, que es de todos los asturianos, cumpla el contrato por el que obtuvo la concesión.

En esa misma línea, el colectivo critica que la nefasta gestión y las actuaciones antilaborales de la actual empresa concesionaria están haciendo un daño que puede ser irreversible si no se toman medidas. Despidos improcedentes, incumplimiento de las cláusulas laborales subrogadas, acoso laboral con una elevada tasa de absentismo por esta causa, presión para que se acepten despidos, sentencias favorables en inspección de trabajo o sentencias judiciales con condena por acoso moral y laboral son algunos de los problemas con los que tienen que lidiar cada día quienes trabajan en un lugar tan emblemático como es el Hotel Reconquista.

Los representantes de la plantilla trasladaron al grupo parlamentario Podemos Asturies la necesidad de rescindir la actual concesión en base a los reiterados incumplimientos de Hotusa y convocar un nuevo concurso para poder reflotar el Hotel Reconquista.

JAVIER FERNÁNDEZ SIGUE SIN CONTESTAR A LAS PETICIONES DE REUNIÓN DEL COMITÉ DEL HOTEL RECONQUISTA

El Gobierno Asturiano, con Javier Fernández a la cabeza, ha hecho oídos sordos a las peticiones de reunión que les hizo llegar el Comité de Empresa. Hace unos días, cuando en el marco de los contactos para la investidura Podemos Asturies pedía un gesto por parte del candidato de la FSA a la Presidencia del Principado propiciando una reunión con la Asamblea de Trabajadores en Lucha, Javier Fernández contestaba diciendo que ya se había reunido con esas empresas y que además son empresas privadas.

Pues bien, el Hotel Reconquista es propiedad del Principado de Asturies, gestionado por una empresa privada mediante concesión pública y el Comité de Empresa se dirigió en dos ocasiones por escrito al entonces Presidente y hoy candidato para hacerle llegar la delicada situación de este hotel (5 de junio de 2012 y 15 de enero de 2015) sin haber recibido ninguna respuesta.

En ese sentido, Podemos Asturies se ha comprometido a propiciar una investigación parlamentaria sobre la gestión de Hoasa en estos últimos años, que ha llevado a una empresa desde la rentabilidad a las pérdidas continuadas.

EL RECONQUISTA, EL ERA O CABUEÑES SON DEL ÁMBITO DEL GOBIERNO ASTURIANO. LA SOLUCIÓN DEPENDE DE LA VOLUNTAD POLÍTICA.

La situación del Hotel Reconquista, como las privatizaciones de servicios en el ERA o la de la lavandería del Hospital de Cabueñes, son tres ejemplos claros de conflictos en los que la responsabilidad del Gobierno Asturiano es total.

Ante esta situación, Podemos Asturies exige implicación, porque las soluciones a los mismos solamente dependen de la voluntad política. Mantener además una situación degradada en el tiempo como es la del Hotel Reconquista, solamente muestra un Gobierno que mira para otro lado ante los problemas con lo público, que son los problemas de la gente.