Desde Podemos Asturies consideramos que apostar por la Universidad de Oviedo debe ser un eje estratégico para cualquier gobierno de Asturies, independientemente de su color político. Por ello, vemos con preocupación que este proyecto de presupuestos no corrige la tendencia de recortes sufridos por la institución: más de 35 millones de euros desde el año 2010.

Con nuestra propuesta se incrementaría en un 150% la partida

Es más, en el proyecto presupuestario ni siquiera aparece una partida específica destinada al contrato-programa de la Universidad con el Principado, renunciando así, en la práctica, a estrechar el vínculo entre la institución y el Gobierno y, sobre todo, renunciando a resolver mediante el conocimiento los problemas más acuciantes de la sociedad asturiana.

Las estrecheces presupuestarias de la Consejería de Educación, desde donde se consignan la mayor parte de recursos públicos de la Universidad, nos obligan a ser creativos para reforzar la apuesta estratégica por la universidad pública y la investigación. En ese sentido, desde Podemos Asturies planteamos un refuerzo de 300.000 euros para los servicios científico-técnicos de la Universidad, un baluarte de multitud de grupos de investigación. De esta forma, la partida se incrementaría hasta los 500.000 euros.

Esta aportación extraordinaria, además de sacar de la precariedad al personal que se ocupa de estos equipamientos, reforzaría los servicios para poder acreditar proyectos de fuera de nuestra Comunidad Autónoma, lo que permitirá acceder a recursos y fondos fuera de Asturies que pueden ayudar a compensar el déficit de financiación que el Principado tampoco resuelve en su proyecto de presupuestos. Reforzando estos servicios, se generaría un efecto de estímulo de la colaboración en materia investigadora entre la propia institución académica y otros organismos externos.

Consideramos imprescindible que Asturies apueste por la configuración de un ecosistema real de I+D+i

Nos preocupa el desarrollo estratégico de Asturies ante la ausencia de mecanismos formales de coordinación en materia de I+D+i y de una política clara y unitaria de los centros tecnológicos; así como la falta de transparencia en centros que se nutren de fondos públicos, como es el caso de la Fundación Barredo.

Consideramos imprescindible que Asturies apueste por la configuración de un ecosistema real de I+D+i mediante un proyecto aglutinador, transparente, ambicioso y de futuro, que actúe de locomotora de la investigación en nuestra Comunidad Autónoma, y con el que se dé un verdadero sistema de gobernanza que cuente con la participación de todos y cada uno de los agentes que tienen algo que decir en esta materia.