La formación morada defiende que se active un plan de contingencias individualizado basado en la humanización de la atención prestada y la coordinación sociosanitaria.

Además, solicita la reactivación de las visitas ante la “preocupante situación” de las personas residentes, aisladas y sin contacto con sus familias.

Podemos Asturies ha lanzado una llamada de socorro ante los graves problemas psíquicos y físicos que están padeciendo las personas mayores, tanto en las residencias geriátricas como en pisos particulares, como consecuencia del aislamiento provocado por los protocolos anticovid. En ese sentido, el secretario general de la formación, Daniel Ripa, y la responsable de Salud, Covadonga Tomé, han urgido al Gobierno asturiano a que tome medidas para revertir esta situación de asilamiento y que no solo sean a través del aumento de la medicación.

En rueda de prensa, Ripa y Tomé han presentado una batería de medidas para atajar el impacto de la situación de asilamiento en personas mayores, como por ejemplo la puesta en marcha de un plan de contingencias individualizado de acuerdo con las características de cada residencia, pero con una serie de ejes comunes, como la prevención ante el contagio, la humanización de la atención prestada y la coordinación sociosanitaria.

La responsable de Salud ha pedido al Ejecutivo autonómico que “asuma estas propuestas para facilitar las visitas a los mayores, al igual que se hace en otras comunidades autónomas”. Además, Tomé ha criticado que actualmente la Administración asturiana “no habla de cómo hacerlas seguras, ni tampoco de los recursos que hay que invertir para implementar estas visitas ante la necesidad absoluta de los mayores de recuperar el contacto social».

Por su parte, el secretario general de Podemos Asturies ha alertado de “la preocupante” situación por la que atraviesan muchas personas mayores, que están «aisladas, sin contacto con sus familias y sin vida social, tanto en residencias como en sus propias casas y, en ese sentido, ha señalado que “están presentado problemas físicos y sicológicos que podrían suponer graves de daños tras la pandemia, con repercusión en su salud» y el resultado de «nuevas muertes”.

Otra de las medidas de la formación morada apuesta por la concreción de proyectos científicos, como modelos sostenibles de envejecimiento activo y saludable, “que ahora no existen en Asturias”, han señalado, y el aumento de personas en las residencias y de recursos para hacer factible que las visitas se realicen con toda seguridad, «con suficientes Equipos de Protección Individual tanto para los profesionales como para las familias”.