El Grupo Parlamentario de Podemos Asturies solicitaba esta semana, en la comisión de investigación en torno a la empresa pública Gestión de Infraestructuras Públicas de Telecomunicaciones del Principado de Asturias (GITPA), nueva información y nuevas comparecencias, a la vista de las revelaciones de la última jornada en noviembre pasado y de la noticia difundida por los medios de comunicación que apunta a la existencia de dos nuevos informes remitidos por la Secretaría General Técnica y por la jefa de Servicio de Contratación de la Consejería de Empleo, Industria y Turismo al juzgado de Instrucción que instruye el caso.

Lamentamos que el Gobierno asturiano no haya actuado de oficio, por lo que hemos tenido que solicitar ambos informes, que analizarían la titularidad de las supuestas desviaciones en la facturación de la Troncal de Occidente y la titularidad de la obra, financiada por el Principado. Igualmente, hemos pedido de nuevo copia íntegra del contrato ARPA (Acceso a la Red Pública Asturcón) para la utilización de la red Asturcón por parte de Telecable, suscrito entre esta empresa y GITPA. Tras solicitarlo repetidas veces, la respuesta fue el silencio o el envío de documentación que nada tenía que ver con lo solicitado. Esta semana denunciábamos en rueda de prensa que ese contrato podría no existir, lo que significaría que GITPA estaría explotando una red para la que no tiene formalizada la concesión (salvo para las comarcas mineras, en el marco del proyecto EBACOM) y que Telecable, el cliente que supone la mayor parte de sus ingresos, operaría sin contrato.

Asimismo, hemos pedido la comparecencia de la jefa del Servicio de Contratación de la Consejería y, de nuevo, de la secretaria general técnica, como autoras de los informes cuya existencia hemos conocido por los medios, para que aporten detalles que aclaren su contenido, puesto que contradicen las declaraciones de anteriores comparecientes.

Repetirán los tres gerentes de GITPA de Administración y Contratación, de Operaciones y de Desarrollo de Negocio para explicar las contradicciones con sus declaraciones en las comparecencias de los trabajadores públicos del Servicio de Telecomunicaciones que emitieron el informe que el Principado remitió a la Fiscalía, y que sirvió como base a la denuncia que ésta realizó contra los dos anteriores directores generales de GITPA y dos empresas que participaron en el proyecto para extender la red Asturcón al apreciar indicios de delitos de malversación, falsedad documental y prevaricación. Igualmente, repetirá el consejero Francisco Blanco para aclarar si, como respondió a nuestra diputada Lorena Gil en el pleno del 9 de febrero, a propósito de los correos electrónicos supuestamente intercambiados entre directores generales, gerentes, asesoría jurídica y proveedores de GITPA que ponían de manifiesto presuntas ilegalidades y que fueron recibidos en papel en la Junta General y remitidos a la Fiscalía, el correo electrónico profesional de los empleados de GITPA, utilizado para conversaciones sobre esta empresa pública, es un asunto «personal» y la empresa no tiene el back-up que permita recuperar esos correos. De ser así, nos parecería un hecho muy grave, porque hay precedentes en torno a la gestión del correo electrónico en la misma empresa pública que contradirían esta afirmación.

Finalmente, Podemos Asturies ha llamado a comparecer al actual portavoz municipal socialista gijonés, José María Pérez López, ex diputado de la Junta General y ex miembro de la Comisión de Economía y Empleo, tras conocer en la última jornada de comparecencias que mantuvo una reunión en junio de 2012 con el empleado público del Servicio de Telecomunicaciones que emitió con la jefa del servicio el informe que el Principado envió a la Fiscalía. En aquella reunión, el empleado le habría expuesto a Pérez durante cerca de dos horas, según sus declaraciones en la comisión, las cuestiones que le resultaban extrañas en el funcionamiento de GITPA y que había trasladado, infructuosamente, a sus superiores en la etapa anterior: «Contratos de Gitpa con Twisterwill, propiedad del hijo del director general, Rodríguez Bañuelos; presencia en la gerencia de una misma empresa, Vetus, del director general, de su hijo Guillermo y de Germán López, que a su vez era consultor o similar de los contratistas de GITPA y/o el Principado; cambios de operador facturados como altas nuevas, más onerosas…». Pérez habría tomado nota y se habría comprometido a elaborar un acta que remitiría tanto a su interlocutor como al entonces consejero, Graciano Torre. Sin embargo, el empleado manifestó en su comparecencia del pasado 23 de noviembre que no tuvo noticias al respecto. Queremos saber si esa información fue trasladada y, de ser así, qué se hizo con ella desde el Gobierno socialista a la vista de la gravedad de los múltiples hechos que se referían.

Las comparecencias se celebrarán los días 26 de abril y 3 de mayo por la mañana.