Lorena Gil y Héctor Piernavieja se han reunido con la Plataforma Santa Bárbara, que representa a mineros excluidos del acuerdo firmado

El Suroccidente asturiano es un territorio especialmente vulnerable a los efectos que tendrá el cierre de las explotaciones mineras que no puedan devolver las ayudas europeas recibidas antes de los límites marcados por la Unión Europea (2010/787/UE). Después de décadas de planes del carbón mal gestionados, la economía del Suroccidente asturiano aún tiene una gran dependencia de la actividad minera y su cierre abrupto va a suponer un ahondamiento radical en la crisis demográfica y que corre riesgo de volverse irreversible. Por ello, resulta estratégico para el conjunto de Asturies mantener la actividad económica en la comarca y generar nuevas alternativas, algo para lo que los meses de este año que quedan son manifiestamente insuficientes.

En ese sentido, desde el Grupo Parlamentario de Podemos Asturies solicitamos al Gobierno estatal que atienda al contenido de la proposición de ley de transición energética presentada por Unid@s Podemos en el Congreso, donde se recoge la garantía de todos los empleos de la minería en otros sectores, así como la creación de dos puestos de trabajo por cada uno que se extinguiera debido al cierre de la minería o de las centrales de carbón afectadas y pactadas con la Unión Europea.

Además, vamos a solicitar en la Junta General del Principado que la mesa de negociación para el plan del carbón se vuelva a reunir, con el fin de añadir una adenda a dicho plan con medidas específicas para el Suroccidente asturiano, con especial énfasis en las familias de los trabajadores que se quedan fuera del acuerdo y cuyo empleo es, a día de hoy, fundamental para amortiguar el acuciado despoblamiento de la comarca. También solicitaremos mecanismos para flexibilizar la devolución de las ayudas recibidas, máxime cuando la oscilación del precio de la tonelada de carbón de importación se coloca hoy por encima del precio extraído en la minería del Suroccidente. Es de sentido común que la reducción de emisiones debe comenzar por el carbón de importación y no por el que sustenta nuestro tejido económico.

En torno a estas cuestiones ha girado la reunión mantenida este lunes por Lorena Gil, coportavoz parlamentaria de Podemos Asturies, y el diputado Héctor Piernavieja con la Plataforma Santa Bárbara, integrada por mineros del Suroccidente que denuncian que han quedado excluidos del acuerdo firmado por el Gobierno, la patronal y los sindicatos para una transición justa.