Para la responsable de Salud “no es de recibo preparar el escenario de una Navidad al uso, con luces, villancicos, mercadillos, grandes centros comerciales y después, conminar a la gente a que se quede en casa.

Exigimos, una vez más, la realización de test masivos para detectar casos de asintomáticos y reducir los contagios, como recomienda la OMS.

Podemos Asturies ha mostrado su preocupación por la falta de medidas proactivas por parte del Gobierno asturiano para frenar la pandemia de cara a la campaña de Navidad y, al mismo tiempo ha lamentado que el envío de mensajes contradictorios está siendo la tónica en las últimas semanas. Frente a las medidas de apertura basadas en la mejoría de las cifras y lanzadas por el Ejecutivo, se contraponen los mensajes de alarma del propio presidente en su cuenta de Twitter, sobre los riesgos de salir o reunirse.

Así lo ha señalado la responsable de Salud de la formación, Covadonga Tomé, en una rueda de prensa celebrada este jueves, para quien “no se puede preparar el escenario de una Navidad al uso, con luces, villancicos, mercadillos, grandes centros comerciales, como si todo fuera bien, y después conminar a la gente a que se quede en casa, como si todo fuera mal”.

En ese sentido, ha criticado que el Gobierno autonómico “insiste en que hay que cumplir a rajatabla las medidas básicas de protección, limitar la movilidad social y el número de contactos, incluyendo las reuniones familiares que presumiblemente se celebrarán a partir de la semana que viene. Sin embargo, se contradice, tomando estas otras medidas que animan a lanzarse a las calles”. Para la responsable de Salud, no se puede abrir para contentar al sector comercial de las grandes superficies, ni permitir aforos de 300 espectadores, para contentar al mundo del deporte, y luego hacer recaer sobre los asturianos la responsabilidad de la expansión del virus”.

Tomé ha manifestado que según expertos como el epidemiólogo y ex directivo de la OMS Daniel López Acuña para evitar que la tercera ola en Asturias acabe siendo un tsunami, “deberían restringirse las reuniones familiares a la unidad de convivencia habitual y ser más restrictivos también en actividades que puedan suponer un riesgo de contagio y en la movilidad navideña”.

“Desde Podemos Asturies, no podemos más que recoger estas recomendaciones, en consonancia además con las del Ministerio de Sanidad, y preguntar al ejecutivo del señor Barbón que va a hacer al respecto”, ha advertido. Y ha invitado al Gobierno autonómico “a ser transparente con la información sobre la pandemia, y los riesgos de una tercera onda epidémica tan grave como la segunda, pero no en su cuenta de Twitter, sin en los canales oficiales de las Consejerías competentes”.

Por otro lado, ante las declaraciones del Consejero de Salud en las que aseguraba que si empeora la situación se aumentarán las restricciones, Tomé ha afirmado que el titular de Salud “tiene dos problemas importantes: la falta de agilidad para anticiparse en la toma de decisiones y la incapacidad para proponer medidas que mejoren la situación”. Además, “a ser ágil y contundente en la toma de medidas en Asturias, y no repetir el error de junio, cuando en un exceso de optimismo por la buena situación epidemiológica, se disminuyó el nivel de alerta, con las consecuencias que ya conocemos”.

También ha pedido al Ejecutivo asturiano que valore la propuesta de facilitar a las y los asturianos que cambien de entorno en estas fiestas, la posibilidad de realizar test microbiológicos que permitan reducir el impacto de la llegada de asintomáticos positivos, como recomienda la Organización Mundial de la Salud. A facilitar el teletrabajo y la enseñanza online los 15 días previos y los 15 siguientes a la campaña navideña, “como ya está haciendo otros países de nuestro entorno. A ser igualmente ágil y contundente con las medidas de compensación a los sectores más afectados por las necesarias restricciones. Es indudable que un gran número de asturianos están pasando por situaciones económicas penosas, y que necesitan urgentemente soluciones.

Y, por último, ha pedido al Gobierno autonómico “ser imaginativo y valiente” con los cambios que haya que acometer, “para que estas medidas económicas sean rápidas y suficientes y compatibles con la protección de la salud y la vida”.