Enrique López denuncia “vacío de poder” en el Instituto Adolfo Posada, responsable de los procesos selectivos

El pasado 9 de abril tuvo lugar la tercera prueba del concurso-oposición para cubrir 32 plazas del Cuerpo Administrativo, un ejercicio de carácter informático al que llegaron 96 personas tras haber superado las pruebas anteriores. Tras la realización del ejercicio, los opositores contrastaron que la prueba no se había celebrado en las mismas condiciones para todos los aspirantes, pues los 108 ordenadores reservados para la realización de la prueba no tenían la misma configuración, lo que situó a una buena parte de los opositores en condiciones de desigualdad frente al resto. Por ello, al menos 58 de los 96 opositores interpusieron reclamaciones pidiendo la repetición de la prueba.

Enrique López, portavoz parlamentario de Podemos Asturies, considera que “se ha vulnerado el principio de igualdad que debe imperar en cualquier proceso selectivo para plazas de empleo público” y por ello exige a la consejera de Hacienda y Sector Público, Dolores Carcedo, “que intervenga en el Instituto Adolfo Posada y que cubra el vacío de poder de este organismo público, que lleva dos años sin dirección efectiva y que es el responsable de los procesos selectivos para cubrir plazas de empleo público en la Administración autonómica asturiana”. Asimismo, López exige al Instituto Adolfo Posada que “intervenga expresamente para asegurar el mantenimiento del principio de igualdad y, por tanto, la repetición del examen, que es la única salida posible”.

Por ello, el portavoz de Podemos Asturies en el Parlamento asturiano ha remitido un escrito a Dolores Carcedo: “Nos hemos dirigido a la consejera de Hacienda porque lo que se juega una persona cuando accede a una plaza de empleo público es muy importante y porque se deben preservar absolutamente todas las garantías de igualdad a la hora de acceder a puestos públicos”.