Ambas formaciones reprobamos al Ejecutivo español y a la UE por “su tibieza” con los ataques del Gobierno de Tel Aviv a los derechos humanos

Junto con Izquierda Xunida (IX) hemos exigido este viernes la puesta en libertad “inmediata” de la activista española, Juana Ruiz, detenida por Israel hace quince días por Israel y bajo interrogatorio por el Servicio de Seguridad Interior del país hebreo, a pesar de que a día de hoy no se ha presentado ninguna acusación contra ella. En ese sentido, los diputados Rafael Palacios y Ángela Vallina han denunciado que la retención de la activista cordobesa “es un procedimiento contrario al derecho internacional”.

Los representantes de Podemos y de IX han criticado la actitud del Gobierno español y de la UE “por su pasividad al permitir al Estado de Israel llevar adelante este tipo de acciones que son contrarios a los acuerdos económicos y de amistad vigentes y que, por lo tanto, deben suspenderse de inmediato”.

Rafael Palacios, ha explicado que la situación de Juana Ruiz Sánchez “es dramática y supone una vulneración constante de sus derechos ciudadanos, con varios traslados de prisiones y con interrogatorios de hasta seis horas ininterrumpidas, en lo que debe considerarse como de una situación torturante».

Para el diputado, la situación “es un relato de Kafka, sin acusación ni cargo en su contra, en una detención sin juicio, que podría retener presa a la cooperante española hasta 75 días, es una vulneración de los derechos humanos”.

«Juani Ruiz», ha recordado el parlamentario, «tiene 62 años y desde hace 35 años trabaja como Coordinadora de Proyectos de la organización sanitaria Health Work Committees (HWC), entidad que, ha denunciado Palacios, está en el punto de mira de las fuerzas de seguridad israelíes que ya hace un mes “irrumpieron en su sede central en Ramala, confiscando equipos informáticos y deteniendo a dos de sus responsables que siguen encarcelados.

«Condenamos rotundamente el arresto arbitrario de Juana Ruíz Sánchez, Juani, por parte del Gobierno israelí, sin existir ninguna acusación sobre esta trabajadora humanitaria» ha señalado el diputado de Podemos Asturies, quien ha solicitado, además, su «inmediata» liberación.

Por su parte, Ángela Vallina ha indicado que tanto España como la Unión Europea “utilizan distintas varas de medir” sobre el respeto a los derechos humanos. En este sentido, la portavoz de IX ha exhortado al Alto Representante de Política Exterior de la UE y vicepresidente de la Comisión Europea, Josep Borrell, que “en vez de darse tanta prisa en viajar a Rusia o criticar a Venezuela, tome cartas en el asunto israelí, cuyo gobierno está dinamitando las posibilidades de cerrar un acuerdo de paz real en la zona, continuando con los asentamientos ilegales en lo que debería ser el futuro territorio de un Estado palestino”.

Esas detenciones «administrativas», ha aclarado Vallina, incluso aunque, como en este caso, no haya ninguna acusación sobre las personas, en un modelo auspiciado por lo que la diputada ha calificado como «gobierno criminal», que lo aplica de forma habitual sobre la población palestina, incluidos los menores. «Creo que el señor Borrell está haciendo política con los derechos humanos, política con una ciudadana española, plegándose a lo que diga Israel».

Palacios y Vallina han solicitado a los Gobiernos de Asturies y España, y a la Unión Europea, a través del Alto Representante para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, que pongan en marcha todos los mecanismos necesarios para mediar por la libertad de las personas detenidas.