Covadonga Tomé, Daniel Ripa, Cristina Tuero y Ángeles Fal han sido los miembros de nuestro equipo negociador en la primera reunión con el Gobierno de Asturies de cara a los presupuestos de 2022.

Estos presupuestos deben sacar a Asturies del ranking de pobreza y exclusión social.

Entre otras medidas, hemos propuesto la gratuidad de la educación de 0 a 3 años y hemos pedido a la FSA que concrete sus propuestas.

Covadonga Tomé: «Una reunión en la que hubo una muy buena sintonía. Coincidimos en lo importante de recuperar el latido social, en tomar medidas que sean capaces de cuidar a las familias asturianas que lo pasaron peor durante todos estos meses de pandemia y con anterioridad. Estos presupuestos de los que hoy empezamos a hablar, han de tomar medidas concretas para que Asturies abandone ese ranking tremendo en el que se situó de liderazgo de personas en riesgo de pobreza.

Se habló de lo público, de la sanidad, del ámbito sociosanitario, de la educación, de servicios que han sufrido durante la pandemia y necesitan recuperarse. Lo que sí encontramos es que hay poca concreción. Lo que le pedimos a la FSA es que concretara qué medidas, dentro de esa declaración de intenciones que ellos hacen y con la que nosotros coincidimos bastante, son las que están dispuestos a poner en marcha para conseguir el objetivo de revertir ese incremento del empobrecimiento y la desigualdad en la sociedad asturiana, con la finalidad de potenciar los servicios públicos, de hacerlos universales y accesibles a todos los asturianos y a todas las asturianas.

Quedamos emplazados a que en las próximas reuniones, tanto la FSA como nosotros, pongamos sobre la mesa medidas más concretas para poder debatir sobre ellas y negociar. Una de las medidas que nosotros sí traíamos ya como medida concreta que nos gustaría que se impulsara en estos presupuestos es la gratuidad y la universalidad de la escolarización 0 a 3. Es una medida que ayuda a las familias a conciliar y es una medida que puede poner un grano de arena en la lucha contra la crisis demográfica.

Otras medidas concretas son el aumento de inversión para la atención primaria, medidas concretas para la salud mental, medidas concretas para la facilitación de la emancipación, la facilitación del empleo joven y propuestas desde diferentes municipios que han estado desatendidos, puesto que mucho del esfuerzo inversor se desvió a todo lo que tenía que ver con la pandemia y es el momento de recuperar la inversión en esos ayuntamientos».