Podemos Asturies considera «inaceptable que la consejera eche balones fuera ante la dimisión de los patronos de las cofradías»

Paula Valero ha asegurado este sábado, tras conocerse la dimisión en bloque de los dieciochos patrones mayores de las cofradías pesqueras asturianas en protesta por la política de reparto de cuotas pesqueras, que «es inaceptable que la consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales trate de echar balones fuera y se desentienda de una situación de la que también es responsable. La señora María Jesús Álvarez debería haber hecho frente común con la flota pesquera asturiana, porque su cargo la obliga a defender los intereses y el futuro de nuestras gentes de la mar». La diputada del Grupo Parlamentario de Podemos Asturies ha hecho pública su solidaridad «con los patrones de las cofradías asturianas ante la difícil decisión que acaban de tomar por la situación que padece el sector, que lleva seis años sufriendo una discriminación que supone que cada pescador asturiano pesque, de promedio, cuatro veces menos que un vasco y tres menos que un cántabro».

La parlamentaria del partido morado ha señalado que «la asimetría con la que se vienen adjudicando las cuotas, concretamente con la xarda, concediendo a la flota pesquera de Asturies una proporción menor que a Cantabria y el País Vasco, se podía haber paliado, en parte, con el prometido reparto lineal del cupo extra de 2.362 toneladas». Sin embargo, ha apuntado, «de nuevo se ha incumplido una promesa y el reparto ha vuelto a ser asimétrico, lo cual ha colmado, y con razón, la paciencia de nuestros pescadores, que sufren las consecuencias económicas de la nefasta gestión del cupo».

Paula Valero ha recordado que Podemos Asturies preguntó en la Xunta Xeneral, en enero de este año, si por parte del Gobierno asturiano se habían mantenido reuniones tanto con el Ministerio como con el colectivo afectado y «la falta de información al respecto ha sido clamorosa, ahora sabemos por qué: sencillamente, no se ha hecho nada y se ha apostado por mantener el statu quo, ante lo cual la flota pesquera, gravemente afectada, ha dicho basta». Ha dejado claro que «nuestra posición siempre ha sido muy clara: Es imprescindible escuchar las propuestas de la flota para llevar a las negociaciones medidas que permitan avanzar hacia una pesca más sostenible y prolongar la temporada, algo que además beneficiaría a las artes de bajo impacto asturianas sobre la pesquería industrial. Hay que tener en cuenta que, desde octubre de 2018, una resolución de la Secretaría General de Pesca establece que las redistribuciones de cuota conforme a un plan de gestión para los buques de los censos del caladero nacional del Cantábrico y del noroeste están en manos de cada comunidad autónoma, y por eso resulta más sangrante, si cabe, la decisión de seguir con el reparto de cuota como hasta ahora».

Paula Valero ha tildado de «vergonzosa la ausencia de comunicación con la flota asturiana por parte de la Dirección General de Pesca y por parte de la propia consejera. Para llegar a una buena gestión de los recursos, en este caso los pesqueros, siempre es necesario hablar y escuchar a quienes desarrollan la actividad, a quienes conocen el oficio, que son quienes realmente pueden indicar qué dirección tomar. No escuchar a quienes conocen el sector, sus necesidades y su complejidad, provoca situaciones como esta ante la que hoy nos encontramos».

Así las cosas, considera que María Jesús Álvarez «debe sentarse y escuchar qué tienen que decir nuestros pescadores. No tiene por qué saber de todo, pero sí debería dejarse aconsejar por quienes conocen el sector y, desde luego, nadie lo conoce mejor que los pescadores de nuestra flota». La diputada ha concluido diciendo que «desde Podemos Asturies seguiremos ofreciendo, como siempre hemos hecho, todo nuestro apoyo y ayuda al sector pesquero asturiano, para intentar mejorar el escenario en el que ahora nos hallamos».