Ante la bajada de precios de las algas de arribazón en los últimos dos años, la diputada Paula Valero indica que “hay dos factores que afectan a los recolectores y recolectoras de arribazón del Oriente asturiano. Por una parte, la apertura al arranque desde el mar en una zona que había permanecido conservada cerca de treinta años. Por otra, la ausencia de identificación de origen del ocle”.

La parlamentaria recuerda que “el ocle asturiano es un ocle de gran calidad y la apertura de otros mercados supone que va a competir en precio con el asturiano”. Por ello, apuesta por “fomentar el producto asturiano y la identificación del origen del mismo”. Asimismo, considera necesario “un plan de explotación del ocle en Asturies, algo que no existe todavía. Aunque de forma experimental se está extrayendo gelidium en una zona de importante reserva como la oriental, esperamos que este experimento cuente con los estudios que hemos exigido desde Podemos Asturies. La explotación debe hacerse en base a estudios científicos que justifiquen esta actividad económica”.

“Hay que cuidar y conservar este recurso y la actividad de los recolectores de arribazón, que son los artesanos que llevan toda su vida desarrollando esta actividad en el Oriente y que son los más perjudicados por la bajada de precios y por la competencia que supone tanto la extracción desde el mar como la apertura de nuevos mercados”, afirma.