Paula Valero y Estefanía Torres alertan de que las ganaderías en extensivo serán las más afectadas al no contar con medidas de apoyo específicas

El nuevo programa de ayudas aprobado en Bruselas incluye 150 millones de euros en ayudas a la reducción de la producción de leche -por acogida voluntaria-, lo que supone 14 céntimos por kilo de leche que se reduzca en cada explotación durante un periodo “sospechosamente temporal, ya que, como máximo, se podría ir prorrogando hasta marzo del 2017”, considera la diputada de Podemos Asturies Paula Valero.

Valero ha advertido de que, en Asturies, este programa “podría contribuir a cerrar las explotaciones más sostenibles como las ganaderías lecheras de montaña en extensivo, las cuales no disponen de medidas de apoyo específicas”. Además, la diputada de Podemos ha considerado que “es difícil que una ganadería intensiva, con grandes inversiones y compromisos hipotecarios que se pagan en función de los litros que se producen, pueda reducir su producción temporalmente, cuando esta ayuda tiene fecha de caducidad en marzo del 2017”.

Por otra parte, Valero ha recordado que en Asturies “somos demandantes de leche y se debería consumir la leche local para atender a los criterios medioambientales y sociales necesarios para favorecer la soberanía alimentaria de nuestro país”. En ese sentido, ha criticado que una ayuda lineal como esta tampoco va a favorecer trabajar en esa línea. Así que, mientras las medidas de apoyo al sector agroganadero sigan pasando por el principio de la libre competencia, el abastecimiento justo de los alimentos básicos de un país “estará en grave peligro”.

De otra manera, la eurodiputada de Podemos Estefanía Torres, ha considerado que “es evidente que el fin de la cuota láctea no sólo no ha traído consigo las esperadas oportunidades del bondadoso libre mercado para con nuestros ganaderos y ganaderas, sino que nos ha generado un caudal de problemas que ahora intentamos contener con diques llenos de grietas. El paquete lácteo de julio es uno de esos fallidos diques”.

Intervención Estefanía Torres, reunión UE

La eurodiputada ha señalado que, en primer lugar, las ayudas a la reducción de la producción son voluntarias y por lo tanto provocarán que se acojan a ellas los productores económicamente más débiles, “mientras los fuertes se aprovecharán para incrementarla”. En segundo lugar, Torres ha explicado que el paquete propone “la fantasía de las retiradas temporales de leche”. “Las ganaderas y ganaderos no pueden eliminar a sus vacas para reducir su producción y a los tres meses comprar otras. Es un escenario irreal”, ha criticado.

Por último, la representante de Podemos en el Parlamento Europeo ha insistido en que “es totalmente injusto y atenta contra los objetivos de convergencia y equidad entre estados miembros que se proponga una reducción ‘uniforme’ para todos los países. En España producimos un 25% menos de leche de la que consumimos. Obligarnos o animarnos a no producir todavía menos es atentar directamente contra nuestra soberanía alimentaria. Y eso no lo deberíamos permitir”.