Denuncia que el ERA no responde a las actuales necesidades y que la Administración no escucha las quejas de plantilla, personas usuarias y familias

El diputado Rafa Palacios, que se reunió esta mañana con Raquel Costales y Juan Carlos Lázaro, representantes de la CSI en el organismo autónomo, reclama “soluciones de futuro” para el ERA y señala que “también hay una realidad en el presente: el sistema actual no sirve, no responde al momento”.

Palacios refiere la falta de personal en todas las áreas: “las personas que ingresan son cada vez más mayores y se mantiene el mismo nivel de ratio de atención de personas trabajadoras por personas usuarias. No se puede dar un buen servicio porque no se puede responder a la realidad”.

El diputado denuncia que se hagan estudios y planes “que luego no se implantan ni concretan, como el Plan Sociosanitario 2018-2021. Más allá del discurso de la atención central a la persona, hay que implementar medidas concretas”.

“Hay que hacer un profundo cambio y ver cómo se va a hacer para atender a la nueva realidad de Asturies. La pandemia visibilizó lo que ya se venía denunciando”, señaló Palacios, que destaca “las continuas reclamaciones que tienen que ver con personal, con ratios, con planes que no se cumplen. Si ves que las personas usuarias y las familias también presentan quejas, la Administración tiene que escuchar, tomar buena nota y actuar en consecuencia”.

A esto suma las privatizaciones y externalizaciones de servicios “que no dan respuesta, aumentan la precariedad y empeoran el servicio. Hay que reforzar lo público, los derechos de los trabajadores y las personas usuarias”.
Palacios destacó “el compromiso” de las personas trabajadoras del ERA y señaló que esta situación de pandemia “es también una oportunidad para darnos cuenta de todo lo mal que estamos haciendo para plantear una alternativa que dé solución a todos los problemas que tenemos, que son muchos desgraciadamente”.

Problema cronificado

Por su parte, Raquel Costales, de la Sección Sindical de la CSI en el ERA, resaltó la cronificación de los problemas “no sólo por la pandemia, sino que ya se viene dando desde hace mucho tiempo por la falta de enfermería. Esto conlleva que auxiliares de enfermería tengan que asumir funciones que no les corresponden”.
Costales denuncia que la mayoría “somos interinos. Se quedó en convocar plazas para afianzar a ese personal y en eso se quedó”, destacando “la precariedad de contratos muy poco atractivos, por lo que la gente espera por los contratos del SESPA” A ello se suma que la puntuación es la mitad en la bolsa del ERA que en la del Servicio de Salud, ya que existe dos bolsas diferentes en lugar de una única.

A ello suma la denegación sistemática de vacaciones, salvo este año, “cubiertas con contratos hasta el 31 de diciembre; pero si alguien se queda por en medio de baja, esa baja no se cubre. Esas personas contratadas por contrato de acúmulos cubren parte de la baja y de las vacaciones, haciendo turnos dobles, doce días trabajar sin descanso…”.

También hizo un llamamiento ante las nuevas normas con la pandemia: “por parte del personal sanitario tenemos mucho miedo a octubre porque se va a mezclar COVID, gripe… y vemos que, aunque las medidas son estrictas, tampoco son muy claras”.

El grupo parlamentario Podemos se está reuniendo con diferentes colectivos de trabajadoras del ERA en el marco de la comisión de análisis de los efectos de la pandemia. Palacios espera que “cuando llevemos el Dictamen al Parlamento sirva para cambiar radicalmente el sistema de atención a las personas mayores en Asturies y poner en marcha un sistema que atienda esa nueva realidad y mirando al futuro, con una comunidad cada vez más envejecida: está claro que hay soluciones que tenemos que resolver ahora, pero la solución del ERA es de futuro”.