El diputado ha visitado este viernes unas viviendas públicas en Avilés y recogido las quejas de los y las vecinas que acusan al organismo público de “hacer oídos sordos con sus demandas”, además de recibir malos modos cuando transmiten sus quejas

Rafael Palacios, ha cuestionado a la empresa pública de vivienda del Gobierno de Asturies (VIPASA) por “estar llevando a cabo una gestión lamentable con sus inquilinos y inquilinas”. Palacios ha hecho estas afirmaciones tras visitar unas viviendas en la zona del barrio de San Cristóbal de Avilés y ver de primera mano la situación.

“Ya son muchas las viviendas de VIPASA que venimos visitando por las quejas de sus inquilinos y siempre aparecen los mismos problemas: humedades, calderas que no funcionan, baldosas levantadas, puertas que no cierran… No hay derecho. Por lo tanto, volvemos a repetir que VIPASA es el peor casero que puedes tener en Asturies”, ha criticado el diputado y, al tiempo, ha manifestado que desde la formación morada “queremos vivienda pública de calidad en Asturies y, para ello, consideramos necesario una ley de vivienda y queremos una administración asturiana que responda a los problemas de la gente. Y en este caso, VIPASA no está cumpliendo”.

Palacios ha recordado que cuando los y las inquilinas se pusieron en contacto con él para transmitir estos problemas en sus viviendas, “inmediatamente me puse en contacto con la Consejería y les remití toda la información, fotografías incluidas y no hubo ningún tipo de atención”. En ese sentido, el diputado ha criticado que mientras “pedimos a los y las ciudadanas que se queden en casa, se autoconfinen, en estos pisos no se puede vivir y, por lo tanto, tenemos un problema grave y se viene repitiendo en otros pisos de VIPASA por toda Asturies”.

Los y las afectadas de estas viviendas en la calle Valdredo, han asegurado que llevan más de diez años padeciendo problemas en las casas y “si alguna persona nos pidiera consejo para ser inquilino de VIPASA le diríamos que ni se le ocurriera”. Además, han explicado que cerca de diez personas ya han abandonado sus pisos cansadas de que no se atiendan sus peticiones y hartas de la actitud déspota de VIPASA.

Por último, han querido agradecer públicamente a Podemos Asturies “porque han sido los únicos que se nos han atendido, han venido por aquí a ver cómo está esto”.