Las instalaciones lúdicas y deportivas de Pénjamo, en Llangréu, fueron clausuradas en 2010 por el Gobierno asturiano y desde entonces permanecen cerradas, a pesar de que los usuarios y usuarias han reclamado en numerosas ocasiones su recuperación. Los presupuestos regionales de este año 2019 reflejan una partida de 120.000 euros “que aún no se han destinado a las actuaciones previstas, el cierre perimetral y la redacción del proyecto de recuperación”, ha denunciado este sábado el diputado de Podemos Asturies Rafael Palacios.

“No se ha llevado a cabo porque el Ayuntamiento no es el propietario de las instalaciones y, por lo tanto, no puede hacerlo”. En ese sentido, Palacios ha anunciado el registro de una pregunta en el Parlamento asturiano dirigida a la Consejera de Cultura, Política Llingüística y Turismo, Berta Piñán. “Queremos saber si va a intervenir, si va a ejecutar esos 120.000 euros desde la propia Consejería para realizar el cierre perimetral y si se va a comprometer realmente con la recuperación de un espacio fundamental y vital para el concejo de Llangréu”, ha sentenciado.

El parlamentario incide en que “Llangréu no puede pasar ni un día más sin unas piscinas al aire libre y una zona recreativa y deportiva de las que puedan disfrutar los y las vecinas del concejo. Son muchos años ya de abandono total y absoluto de las piscinas de Pénjamo, hasta el punto de llegar a una situación en la que si no intervenimos inmediatamente pronto serán irrecuperables”.