«Hay que mejorar mucho en el mantenimiento, independientemente de que las baterías tengan fecha de caducidad», advierte David Salcines

Nuria Rodríguez y David Salcines mostraron esta tarde desde Avilés su preocupación tras el incendio en las baterías de cok de la factoría avilesina de Arcelor Mittal. La coportavoz de la Secretaría General de Podemos Asturies manifestó a los medios de comunicación que «nos hemos acercado hasta aquí porque queremos hablar con la población de primera mano y esperamos conocer los datos para saber cómo está afectando o cómo afectará en el futuro esta nube de humo. También preguntaremos en su momento sobre los protocolos que se establecen cuando ocurren este tipo de situaciones». Por su parte, el portavoz municipal de Somos Avilés advirtió de que «Arcelor Mittal va a tener que dar explicaciones. Hay que mejorar mucho en el mantenimiento. No es la primera vez en estos últimos años que tenemos problemas y no puede asumirse como algo normal, independientemente de que baterías tenga una fecha de caducidad que habla de 2019».

La representante de la formación morada destacó que «desde Podemos Asturies nos ponemos al servicio de la ciudadanía para cualquier cosa que necesite. Mis compañeras y compañeros de Somos Avilés van a estar trabajando codo con codo con las necesidades que vayan surgiendo». Asimismo, quiso «agradecer a los efectivos de extinción de incendios la labor que están desarrollando. Es una labor impagable y sabemos que además es una labor peligrosa».

El portavoz municipal de la candidatura municipalista apuntó que «en enero de 2018 ya hubo un incendio en la cinta transportadora de la factoría avilesina, hay que recordar el problema que sufrimos con el escape de gas no hace demasiado tiempo y continuamente vemos cómo los ecologistas denuncian picos de contaminación, olores o ciertas nubes». Agregó que «tenemos que pensar también en la seguridad de los trabajadores, este tipo de accidentes no se pueden producir. Llama la atención poderosamente que con una nube de estas características los trabajadores y trabajadoras del parque empresarial PEPA, que están al lado, no hayan sido desalojados, porque la dirección del viento podría haber cambiado en cualquier momento».