“La intervención pública de Alcoa es fundamental para recuperar un sector estratégico. El aluminio es más que rentable y recuperar esos beneficios desde lo público es una idea sensata que ya se está llevando a cabo en otros países de Europa. Aquí, el presidente Pedro Sánchez dijo a los trabajadores y trabajadoras de Alcoa que si él llegaba a ser presidente rescataría y ayudaría a los trabajadores. Sin embargo, hoy estamos escuchando a los trabajadores y trabajadoras de A Coruña y de Avilés pedir la dimisión de la ministra Maroto por su incapacidad para poner soluciones encima de la mesa. El tiempo se acaba, no vemos que haya ningún tipo de movimiento ejemplarizante por parte del Ejecutivo central, parece que todo se quedó en agua de borrajas”. Así lo manifestaba este sábado Nuria Rodríguez, portavoz de Podemos Asturies, que ha participado en la marcha desde la planta de la aluminera en San Balandrán hasta la plaza de España de Avilés.

Nuria Rodríguez, que ha estado acompañada por Segundo González, diputado de Unidos Podemos, Tania González, secretaria general de Podemos Avilés, y Rogelio Crespo, concejal de Somos Corvera y responsable de Política municipal de Podemos Asturies, entre otros; ha insistido en que “todas las soluciones son viables” y ha criticado la actitud del Gobierno central: “hay escuchar a los comités de empresa y no hacer una política de brazos caídos que es lo que nos está ofreciendo Pedro Sánchez”.

Por su parte, Segundo González ha incidido en que “el Gobierno tiene tres días para actuar antes de que empiecen los despidos. Llevamos mucho tiempo insistiendo en que la única solución, dado que la empresa manifestó desde el primer momento su voluntad de cerrar, pasa por una intervención pública a través de la SEPI, que sirva para que dé tiempo a establecer un nuevo marco para las electrointensivas y para buscar nuevos inversores”.

En ese sentido, el parlamentario ha recordado que “se trata de una solución perfectamente viable, al Ejecutivo le ampara la Constitución y así lo están haciendo en otros países con situaciones similares” y ha pedido “tanto a Adrián Barbón como a la alcaldesa de Avilés que hablen con quien tienen que hablar, que es con el Gobierno de Pedro Sánchez. Es él quien tiene en su mano realizar la intervención y evitar el cierre. Nosotros ya le dijimos que le va a resultar muy difícil aprobar reales decretos en el Congreso si no plantea una solución para Alcoa. La pelota está en el tejado del Gobierno”.