La diputada de la formación morada califica la norma del Gobierno asturiano de “intolerable” y considera que está pactada de antemano con Cs

El Grupo Parlamentario Podemos Asturies no apoyará la Ley de Calidad Ambiental en los términos planteados por el Ejecutivo asturiano y que en pocos días empezará su tramitación en la Xunta Xeneral. Así lo anunció este lunes la diputada Nuria Rodríguez quien ha calificado la propuesta de “traición a Asturies y a los y las asturianas y a su futuro”. Según ella, esta ley “va a poner en riesgo la continuidad del sector primario porque con ella se abre la puerta a la instalación molinos tanto en el mar con en tierra”. Y ha alertado de que si este proyecto sale adelante “para favorecer los intereses de grandes compañías eléctricas, que la ciudadanía asturiana sepa que se acabó nuestra soberanía alimentaria, se acabaron los caladeros de pesca…”.

De la misma manera, Rodríguez ha recordado que cuando se cedió en situaciones anteriores sobre la cuota láctea, la cuota pesquera o el carbón “ya sabemos qué consecuencias tuvimos: pérdida de actividad productiva. Algo que el Gobierno asturiano pretende que vuelva a suceder al proponer esta ley”. Para la diputada morada, la incorporación a la ley de la figura de la declaración responsable “es un despropósito que se quiera colar para cualquier actividad, máxime cuando sabemos que Asturias es el territorio más codiciado por las empresas eléctricas, tanto en tierra como en mar, cuyo desarrollo va a destruir la ganadería y la pesca para beneficiar a esas multinacionales”.

Además, ha explicado que en la ley “no quedan definidas las actividades de escasa incidencia ambiental”. Por lo tanto, ha manifestado que “las multinacionales del sector energético los tendidos eléctricos kilométricos puedan parecerles de escasa incidencia. Pero que les pregunten a los pequeños ganaderos, o a la gente que vive del turismo en esas zonas de gran impacto”. “Nos tememos que esta ley puede allanar el camino para el desarrollo de parques eólicos en Asturies a manos de empresas eléctricas que no tienen escrúpulos y vienen a trincar el territorio”.

Por otro lado, Nuria Rodríguez también ha cargado contra el acortamiento de los plazos para presentar alegaciones públicas, que pasan de veinte a siete. “Lo que se persigue es que la ciudadanía no tenga tiempo a reaccionar”. Y, ha puesto el foco en que “se prentenda cargar toda la responsabilidad a los ayuntamientos, que van a tener que hacer tramitaciones que hasta ahora hacía el Gobierno asturiano”.

Por todo la anterior, la diputada ha anunciado que Podemos Asturies “no la vamos a apoyar. Con ella se pretende sacrificar a Asturies por la soberanía energética y estamos ante una situación de amenaza muy grave”. Para Rodríguez, esta norma “creemos que viene pactada de antemano con Cs, en esa extraña amistad que gastan ambas formaciones”. Así, ha señalado que desde la formación morada “vamos a pelear por una enmienda a la totalidad para que haya procedimientos más simplificados para las ganaderías familiares pero no para las empresas eléctricas que tienen otras intenciones en Asturies”.