Emilio León ironiza sobre el hecho de que «el dinero que no aparecía para políticas sociales aparece ahora en las portadas de periódicos»

Un programa electoral que mira a la Asturies de 2030 pero que asume compromisos urgentes de rescate ciudadano para los cien primeros días de Gobierno. Podemos presentó este mediodía, en el Palacio de Valdecarzana de Avilés, las conclusiones del encuentro ciudadano Asturies 2030 que celebró hace un par de semanas en Xixón para ir fijando las líneas programáticas con las que se presentará a las elecciones del 24 de mayo. Emilio León, miembro del Consejo Ciudadano de Podemos Asturies y precandidato a la Presidencia del Principado, dejó claro que «lo que queremos es poner en marcha políticas que sean realmente soluciones y no simplemente ocurrencias. Porque las medidas estrella que habían anunciado otros partidos en el Parlamento asturiano no fueron aplicadas: ni la ley de transparencia, ni la ley de buen Gobierno, ni la reforma electoral, ni ninguna de las propuestas para la regeneración política. La regeneración política y social en Asturies va a venir de la mano de Podemos. Pero nos preocupa enormemente saber cuáles son las cuentas reales que nos van a dejar el Gobierno de Javier Fernández y de la FSA. Hay una absoluta falta de transparencia, se utilizan fuentes y datos que son contradictorios, desde el Ministerio de Hacienda a la Sindicatura de Cuentas pasando por el Banco de España. Con lo que sí nos encontramos es con que el dinero que no aparecía para desplegar políticas sociales aparece ahora en las portadas de los periódicos. Anuncian iniciativas que ya estaban presupuestadas y que no se llevaron adelante en ningún momento de la legislatura».

Emilio León añadió que «nuestro programa Asturies 2030 presenta un balance serio de lo que se va a hacer en los primeros cien días de Gobierno, pero también en la legislatura en su conjunto. Cuando nos preguntan cuáles son las alternativas de Podemos respondemos que Podemos cuenta con las alternativas de la gente. Y esto sobre todo se lo decimos a quienes dejan los puentes sin terminar y las piscinas sin inaugurar, a esos que no saben nada más que inundar las vías de los trenes. Animamos a la gente a defender el programa de Podemos, no sólo a construirlo. Y, sobre todo, a hacer frente a quienes hablan de cambio y lo único que pretenden es hacernos escoger entre lo inadmisible y lo inaceptable».

Por su lado, Noelia Martínez, coordinadora del encuentro Asturies 2030 con Manolo Carrero y Elena Herrera, destacó que «es prioridad rescatar a la gente y no a los bancos, como han hecho los partidos del régimen del 78. Rescatar a la gente con medidas que hagan frente a la emergencia ciudadana alimentaria, energética, habitacional… Un rescate de apoyo a la dependencia, de cobertura de necesidades básicas, pero también un rescate a los autónomos y autónomas, a las pymes, al medio rural…». Aclaró que, más allá de ese plan de choque urgente, «miramos a un segundo horizonte con un futuro que se acerque al pleno empleo a través de un modelo productivo que fije al territorio la riqueza y la industria, en el que la competitividad se logre con innovación tecnológica y no con bajadas de salarios».

«Dignificar la vida de las personas»

Lucía Montejo, responsable del área de Análisis Político y Social del Consejo Ciudadano de Podemos Asturies, señaló que «el rescate ciudadano que planteamos pasa, en primer lugar, por dignificar la vida de las personas. Podemos no es sólo una alternativa de cambio, sino la garantía para el mantenimiento de los servicios públicos. Y no sólo hay que conservar esos servicios públicos, sino recuperar todo lo que se ha desmantelado en los últimos años. Planteamos una serie de medidas, como garantizar unos ingresos mínimos y el derecho a la vivienda, recuperar la ley de dependencia dotándola de un presupuesto que permita un desarrollo con un impacto y un beneficio real en la calidad de vida de las personas dependientes, paralizar la venta y desmantelamiento de los servicios sociales… La participación y la transparencia deben ser los ejes sobre los que se sustente la gestión de lo público».

Finalmente, David Salcines, candidato de Somos Avilés, afirmó que «se han acabado los tiempos en los que los programas electorales se hacían en despachos cerrados, con cuatro expertos, y que eran programas que acababan en los juzgados. Se inicia una nueva etapa, una nueva forma de hacer política, donde abrimos el proceso a un debate con la gente para lograr un programa que defienda las vidas de la gente. En ese sentido, haremos una asamblea social el día 28 en el centro de Los Canapés. Porque no se puede hablar de democracia participativa sin practicarla. Avilés necesita un gobierno de la gente».