José Luis Raventós, portavoz de la asociación SOS Ictus, ha mostrado su satisfacción ante la puesta en marcha del TeleIctus, un sistema “que va a salvar muchas vidas”. SOS Ictus impulsó esta iniciativa en 2015 a través del documento “Compromiso Ictus en Asturias”, que trasladó a todos los grupos parlamentarios. Este viernes, en los pasillos de la Xunta Xeneral, ha agradecido especialmente el apoyo de Podemos Asturies, por “haber gestionado la iniciativa, que afortunadamente se aprobó por unanimidad en el Parlamento asturiano”, a propuesta de Podemos.

Emilio León, portavoz parlamentario de Podemos Asturies, ha celebrado, por su parte, que “por fin se equipare la atención que va a recibir una persona que tenga un accidente cerebrovascular en Cangas del Narcea o en el Oriente, con alguien que lo sufra en el centro”, aunque ha matizado que “no tiene por qué pasar tanto tiempo para que se tomen en cuenta propuestas razonables como esta, que, además de salvar vidas, va a facilitar y garantizar la calidad de vida de muchas personas”. En ese sentido, ha incidido en que “el Gobierno está para asumir iniciativas como las planteadas por la asociación SOS Ictus”.

Raventós recordó que, ayer mismo, la Asociación Española de Neurología calificaba la incidencia de ictus de “emergencia sanitaria nacional”, por lo que “el TeleIctus se debe implantar en todas las comunidades autónomas”. “El que se haya puesto ya en marcha en Asturies es un logro, las personas que sufran un ictus se van a encontrar con una herramienta que les va a salvar la vida en muchos casos, al contar con un mecanismo cercano a su domicilio sin tener que hacer un traslado de más de 100 kilómetros como estaba cuantificado en el documento elaborado por SOS Ictus”, explicó.

En Asturies se dan más de 2.800 casos de ictus al año. En concreto, 110 en el área de Cangas del Narcea, 190 en el área de Xarrio, y 210 en el área de Les Arriondes. Teniendo en cuenta que, en general, el 25% de los ictus son susceptibles de tratamiento intravenoso, gracias al teleictus 100 personas al año verían adelantado en una hora el tiempo de tratamiento en estas 3 áreas.

Además, en casos como el área de Cangas del Narcea, sólo dos personas por año entraban en código ictus, así que 25 personas por año (el 25% de los 110 casos/año de Cangas) accederían a tratamiento sólo en este área.