Asturies no puede seguir tolerando escapes de gases tóxicos de las empresas que afectan a la salud de las personas. En Podemos Asturies no entendemos por qué existe esta permisividad y se consiente implícitamente que determinadas empresas eludan su responsabilidad cuando se producen daños a la salud de las personas y el medio ambiente, como los sucedidos con el escape de trióxido de azufre.

Cabe recordar que aquella crisis fue el detonante de la reprobación de la entonces consejera de Medio Ambiente, Belén Fernández, que poco después terminó dejando su puesto de máxima responsable en la materia. Ahora vemos cómo su sucesor, Fernando Lastra, parece seguir por los mismos derroteros con la decisión de no participar del procedimiento penal abierto a Arcelor Mittal.

Es por ello que desde Podemos Asturies preguntaremos en sede parlamentaria por los motivos de esta decisión, así como por el estado del procedimiento investigador del que el Gobierno asegura estar plenamente informado.

El Ejecutivo asturiano debe explicar por qué se encuentra instalado en esta permisividad que atenta contra miles de vecinos y vecinas que ven cómo los máximos responsables de velar por su salud se posicionan continuamente del lado de quienes les envenenan.

Un Gobierno serio es responsable de hacer cumplir la ley y no se entiende la decisión de quedarse al margen de la investigación de un evento tan grave como el que sucedió con el escape de trióxido de azufre en Arcelor, máxime cuando nos encontramos en el punto de mira de las autoridades europeas por los niveles de contaminación que sufren los asturianos y asturianas.