La Tasa de Actividad –la más baja de todo el estado, con 13.000 personas menos- supone que el único trabajo que se ofrece es la prejubilación o la emigración

Los nuevos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) reflejan que Asturies es la única comunidad autónoma donde aumentó el desempleo en el segundo semestre. Una subida del 6,7% -5800 personas más en situación de desempleo- con lo que el número de parados se sitúa en 93.000. Con estos datos, Podemos Asturies considera que la EPA para Asturies, es la tarjeta de felicitación para el recién investido presidente de la comunidad autónoma, Javier Fernández y, al mismo tiempo, es la prueba de que no se podía aprobar un gobierno que es más de lo mismo. Hay que decir que ni siquiera el modelo de empleo precario alimentado por las diversas reformas laborales está sirviendo para maquillar las cifras de desempleo. Las propuestas del PSOE no crean empleo, reparten miseria. Es como cuando una familia pobre corta en muchos trozos un mismo cacho de pan para que parezca que hay más, pero no lo hay. Es preocupante que la situación de Asturies hace que ni reemplazando un empleo de 1500 € al mes por tres de 500 € mensuales se revierta la tendencia, que mantiene elevados los niveles de desempleo desde 2008.

A esto hay que sumar que el clima creado por la corrupción desincentiva que el talento se abra paso entre las redes clientelares. Las personas más válidas ven que el trato de favor prima sobre la capacidad, reduciendo la motivación para impulsar proyectos económicos. Para Podemos Asturies, la falta de una visión estratégica por parte de los gobiernos de distinto color ha impedido reemplazar un modelo industrial en declive por un modelo sostenible en todos los sectores. La innovación no es sólo necesaria en el sector secundario, sino también en la producción agroalimentaria o en el ámbito de la economía de los cuidados. Queremos destacar que la tasa de actividad más baja del país apunta a la necesidad de apostar por el retorno de talentos para dinamizar nuestro tejido económico. Los “trabajos” ofrecidos por los gobiernos de la FSA son la emigración y las prejubilaciones