Lorena Gil manifestó esta mañana, en respuesta a los medios durante la rueda de prensa de presentación de Primavera Asturiana en el Museo del Ferrocarril de Xixón, que «la pregunta que cabe hacerse es si Pablo Casado sabía si Teresa Mallada estaba imputada, investigada en el caso de la residencia del Montepío, cuando la nombró candidata a la Presidencia asturiana. No en vano, ya declaró el verano pasado». Añadió que, «si no lo sabía, lo sabe ahora» y preguntó también al respecto «qué va a ocurrir en este momento».

La coportavoz parlamentaria de Podemos Asturies y cabeza de lista autonómica para las elecciones de mayo recordó que la Corporación Municipal de Aller cuando sucedieron los hechos investigados judicialmente «estaba compuesta por el PSOE, el PP e IU. No supimos de ninguna denuncia en ningún momento, nadie se atrevía a decirle no a José Ángel Fernández Villa y solamente la gente de la candidatura municipalista Xente por Aller se atrevió a denunciar en su momento algo que llegaron a descubrir con mucho esfuerzo, superando bastantes trabas: que se produjo una cesión de terrenos a una entidad privada en un momento en que el Ayuntamiento de Aller estaba en quiebra, con informes técnicos en contra, en un caso que apunta a una supuesta prevaricación».

Así las cosas, la representante del partido morado se pregunta «por qué el resto de partidos ocultaron esas operaciones durante este tiempo. Solamente Xente por Aller y Podemos Asturies denunciamos esa presunta corrupción para favorecer la obra de Villa. Se demuestra que teníamos razón al investigarlo». Y dejó claro que «siempre hemos luchado contra la corrupción, caiga quien caiga».